¿Qué es una angina de pecho?

Hola a todas y todos. Hasta no hace demasiado, yo no sabía lo que era una angina de pecho. Por eso he decidido escribir este post, para que no os pase como a mí.

Angina de Pecho:
  1. ¿Qué es?
  2. Signos y Síntomas
  3. Causas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento y Pronóstico
  6. Conclusión

Dibujo que representa el efecto de una angina de pecho
Dibujo que representa el efecto de una angina de pecho

¿Qué es?:

La angina de pecho o angina pectoris como también se le conoce es un trastorno cardiovascular. Se trata de una alteración en la morfología normal de las arterias coronarias (que llevan sangre al corazón).

En el interior de las arterias se forma una placa que disminuye su calibre. De forma que, cuando haces alguna actividad física ellas no pueden transportar suficiente sangre y oxígeno al corazón. Esto desencadena en un dolor muy característico.

Sin embargo, la angina de prinzmetal se origina de forma diferente. En este caso, ocurre un espasmo de la arteria que bloquea el riego sanguíneo al corazón. Esto puede ser provocado por estrés o el uso de sustancias como el tabaco, cigarro y drogas ilícitas.

La enfermedad puede ir avanzando con el tiempo y agravarse. De modo que, en un inicio el dolor es provocado por actividad física intensa, luego por subir escaleras, caminar algunos metros e incluso mientras estás en reposo (sentado frente al televisor o acostado en cama).

Signos y Síntomas:

Los síntomas de la angina de pecho incluyen dolor y malestar en el pecho, que posiblemente se podría describir como presión, opresión, ardor o hinchazón.

Es posible que también sientas dolor en los brazos, el cuello, la mandíbula, los hombros o la espalda.

Entre los otros síntomas posibles de la angina de pecho, se incluyen los siguientes:
  • Mareos
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Falta de aire
  • Sudoración

Estos síntomas deben ser evaluados de inmediato por un médico que pueda determinar si la angina de pecho es estable o si se trata de angina inestable, que puede ser precursora de un ataque cardíaco.

La angina de pecho estable es el tipo más común de angina de pecho. Por lo general, ocurre cuando te esfuerzas y desaparece cuando descansas. Por ejemplo, el dolor que aparece al subir una pendiente a pie o caminar cuando hace frío puede ser angina de pecho.

Causas:

La reducción del flujo sanguíneo al músculo cardíaco provoca angina de pecho. La sangre contiene oxígeno, que el músculo cardíaco necesita para sobrevivir. Cuando el músculo cardíaco no recibe suficiente oxígeno, se produce una afección llamada isquemia.

La causa más frecuente de la reducción del flujo sanguíneo al músculo cardíaco es la enfermedad de las arterias coronarias. Las arterias del corazón (coronarias) pueden estrecharse por depósitos de grasa llamados placas. Esto se conoce como ateroesclerosis.

Durante las épocas de baja demanda de oxígeno cuando estás descansando, por ejemplo el músculo cardíaco puede seguir funcionando con la cantidad reducida de flujo sanguíneo sin desencadenar los síntomas de la angina de pecho. Pero cuando se aumenta la demanda de oxígeno, como cuando se hace ejercicio, puede producirse una angina de pecho.
  • Angina de pecho estable. La angina estable suele ser desencadenada por la actividad física. Cuando subes escaleras, haces ejercicio o caminas, tu corazón demanda más sangre, pero las arterias estrechas disminuyen el flujo sanguíneo. Además de la actividad física, existen otros factores (como el estrés emocional, las bajas temperaturas, las comidas pesadas y el tabaquismo) que pueden provocar el estrechamiento de las arterias y ocasionar angina de pecho.
  • Angina de pecho inestable. Si los depósitos de grasa (placas) en un vaso sanguíneo se rompen o se forma un coágulo de sangre, puede bloquear o reducir rápidamente el flujo a través de una arteria estrecha. Esto puede reducir repentina y gravemente el flujo de sangre al músculo cardíaco. La angina de pecho inestable también puede originarse por coágulos que obstruyen total o parcialmente los vasos sanguíneos del corazón. La angina inestable empeora y no se alivia con el descanso o con los medicamentos habituales. Si el flujo sanguíneo no mejora, el corazón se queda sin oxígeno y se produce un ataque cardíaco. La angina de pecho inestable es peligrosa y requiere tratamiento de urgencia.
  • La angina de pecho de Prinzmetal. Este tipo de angina es causado por un espasmo repentino en una arteria coronaria, que temporalmente estrecha la arteria. Este estrechamiento reduce el flujo de sangre al corazón, causando un fuerte dolor en el pecho. La angina de pecho de Prinzmetal suele ocurrir en reposo, normalmente durante la noche. Los ataques tienden a ocurrir en grupos. El estrés emocional, el tabaquismo, los medicamentos que tensan los vasos sanguíneos (como algunos fármacos para la migraña) y el uso de la droga ilícita cocaína pueden desencadenar la angina de Prinzmetal.

Diagnóstico:

Para diagnosticar la angina de pecho, el médico comenzará con la realización de una exploración física y preguntas sobre tus síntomas. También te preguntará si tienes factores de riesgo, como antecedentes familiares de enfermedades cardíacas.

El médico puede pedirte varias pruebas para confirmar si tienes angina de pecho:
  • Electrocardiograma. Cada latido del corazón se desencadena a partir de un impulso eléctrico generado por células especiales del corazón. Un electrocardiograma registra estas señales eléctricas mientras se desplazan por el corazón. El médico puede buscar patrones en estos latidos para determinar si el flujo sanguíneo a través del corazón se ha ralentizado o interrumpido, o si estás teniendo un ataque cardíaco.
  • Prueba de esfuerzo. A veces, la angina de pecho es más fácil de diagnosticar cuando el corazón funciona con más intensidad. Durante una prueba de esfuerzo, haces ejercicio en una cinta caminadora o en una bicicleta fija. La presión arterial y las lecturas del electrocardiograma se controlan mientras haces ejercicio. También se pueden hacer otras pruebas al mismo tiempo que se hace una prueba de esfuerzo. Si no puedes hacer ejercicio, es posible que te den medicamentos que aceleran el bombeo del corazón para simular la actividad física y te realicen una prueba por imágenes.
  • Ecocardiograma. Un ecocardiograma utiliza ondas de sonido para producir imágenes del corazón. El médico puede usar estas imágenes para identificar problemas relacionados con la angina de pecho, incluido daño al músculo cardíaco debido a un flujo sanguíneo deficiente. Se puede hacer un ecocardiograma durante una prueba de esfuerzo, y con esto es posible determinar si hay áreas del corazón que no están recibiendo suficiente sangre.
  • Prueba de esfuerzo nuclear. Una prueba de esfuerzo nuclear mide el flujo sanguíneo al corazón en reposo y durante el esfuerzo. Es similar a una prueba de esfuerzo común, aunque durante la prueba de esfuerzo nuclear se inyecta una sustancia radioactiva en el torrente sanguíneo. Esta sustancia se mezcla con la sangre y se dirige al corazón. Con un escáner especial, que detecta el material radioactivo en el corazón, se observa cómo la sustancia se mueve con la sangre en el músculo cardíaco. En las imágenes se puede ver que el flujo sanguíneo al corazón es deficiente porque no llega tanta sustancia radioactiva.
  • Rayos X del tórax. Esta prueba toma imágenes del corazón y los pulmones. El objetivo consiste en buscar otras afecciones que expliquen tus síntomas y determinar si tienes el corazón dilatado.
  • Análisis de sangre. Si un ataque cardíaco dañó el corazón, determinadas enzimas cardíacas pasan lentamente a la sangre. La presencia de estas enzimas se puede comprobar mediante el análisis de muestras de sangre.
  • Angiografía coronaria. La angiografía coronaria utiliza imágenes radiográficas para examinar el interior de los vasos sanguíneos del corazón. Forma parte de un grupo general de procedimientos que se conocen como cateterismo cardíaco.
  • Durante una angiografía coronaria, se inyecta un tipo de tinte que se puede visualizar a través de una máquina de rayos X en los vasos sanguíneos del corazón. La máquina de rayos X captura rápidamente una serie de imágenes (angiografías), ofreciendo una visión detallada del interior de los vasos sanguíneos.
  • Exploración por tomografía computarizada cardíaca. En una exploración por tomografía computarizada cardíaca, te recuestas en una camilla dentro de una máquina con forma circular. Un tubo de rayos X dentro de la máquina gira alrededor del cuerpo y obtiene imágenes del corazón y del pecho, que pueden mostrar si alguna de las arterias del corazón presenta estrechamientos o si el corazón está dilatado.
  • Resonancia magnética cardíaca. En una resonancia magnética cardíaca, te acuestas en una mesa dentro de una larga máquina tubular que produce imágenes detalladas de la estructura del corazón y sus vasos sanguíneos.

Tratamiento y Pronóstico:

Existen muchas opciones para el tratamiento de la angina de pecho, entre ellos, cambios en el estilo de vida, medicamentos, angioplastia y colocación de estents o una cirugía de baipás de la arteria coronaria. Los objetivos del tratamiento son reducir la frecuencia y la gravedad de los síntomas, así como disminuir el riesgo de ataque cardíaco y de muerte.

No obstante, si tienes angina de pecho inestable o dolor de angina de pecho que es diferente de los que solías tener, por ejemplo, si se presenta cuando estás en reposo, necesitas un tratamiento inmediato en un hospital.

Medicamentos

Si solo cambiar los hábitos en el estilo de vida no alivia tu angina de pecho, es posible que debas tomar medicamentos. Estos pueden incluir los siguientes:
  • Nitratos. Los nitratos suelen utilizarse para tratar la angina de pecho. Los nitratos relajan y ensanchan los vasos sanguíneos, y permiten que una mayor cantidad de sangre fluya hacia el músculo cardíaco. Podrías tomar nitrato cuando tengas una molestia en el pecho relacionada con la angina de pecho, antes de hacer algo que normalmente provoca la angina de pecho (como esfuerzo físico) o como preventivo a largo plazo. La forma más común de nitrato utilizada para tratar la angina de pecho son las tabletas de nitroglicerina, que se colocan debajo de la lengua.
  • Aspirina. La aspirina disminuye la capacidad de la sangre para coagularse, y esto facilita el flujo de sangre a través de las arterias estrechadas del corazón. La prevención de los coágulos sanguíneos también reduce el riesgo de tener un ataque cardíaco. Sin embargo, no debes comenzar a tomar una aspirina por día sin antes consultar al médico.
  • Medicamentos para prevenir la formación de coágulos. Ciertos medicamentos, como el clopidogrel (Plavix), el prasugrel (Effient) y el ticagrelor (Brilinta), pueden ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre, ya que disminuyen las probabilidades de que las plaquetas se aglutinen. Si no puedes tomar aspirina, pueden recomendarte alguno de los medicamentos que se indican abajo.
  • Betabloqueadores. Los betabloqueadores funcionan como bloqueadores de los efectos de la hormona epinefrina, también conocida como "adrenalina". Como consecuencia, el corazón late más lentamente y con menos fuerza, y esto disminuye la presión arterial. Los betabloqueadores también ayudan a relajar y abrir los vasos sanguíneos para aumentar el flujo sanguíneo y reducir o prevenir la angina de pecho.
  • Estatinas. Las estatinas son medicamentos que se administran para disminuir el nivel de colesterol en la sangre. Actúan como bloqueadores de una sustancia que el cuerpo necesita para producir colesterol. También pueden ayudar a que el organismo reabsorba el colesterol acumulado en las placas en las paredes de las arterias, lo que contribuye a prevenir futuras obstrucciones en los vasos sanguíneos. Las estatinas también tienen otros efectos beneficiosos para las arterias cardíacas.
  • Bloqueadores de los canales de calcio. Los bloqueadores de los canales de calcio, también denominados antagonistas del calcio, relajan y ensanchan los vasos sanguíneos debido a que afectan las células musculares de las paredes de las arterias. Esto aumenta el flujo sanguíneo en el corazón y, por lo tanto, reduce o previene la angina de pecho.
  • Medicamentos para disminuir la presión arterial. Si tienes presión arterial alta, diabetes, signos de insuficiencia cardíaca o enfermedad renal crónica (CKD, por sus siglas en inglés) es probable que el médico te recete un medicamento para bajar la presión arterial. Hay dos clases principales de medicamentos para tratar la presión arterial: los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) o los antagonistas del receptor de la angiotensina II (ARA-II).
  • Ranolazina (Ranexa). Ranexa puede administrarse sola o con otros medicamentos para la angina de pecho, como los bloqueadores de los canales de calcio, los betabloqueadores o la nitroglicerina.

Procedimientos médicos y cirugía

Para tratar la angina de pecho estable, generalmente, se indica realizar cambios en el estilo de vida y se recetan medicamentos. Pero también se pueden utilizar procedimientos médicos como la angioplastia, la colocación de estents y la cirugía de baipás de la arteria coronaria.

  • Angioplastia y colocación de estents. Durante la realización de una angioplastia (también denominada intervención coronaria percutánea), se inserta un pequeño balón en la arteria estrechada. El balón se infla para ensanchar la arteria, y luego se inserta un pequeño tubo de malla metálica en espiral (estent) para mantener abierta la arteria. Este procedimiento mejora el flujo sanguíneo en el corazón y reduce o elimina la angina de pecho. La angioplastia junto con la colocación de estents es una buena opción de tratamiento si tienes angina de pecho inestable, o si los cambios en el estilo de vida y los medicamentos no tratan de manera eficaz tu angina de pecho estable crónica.
  • Cirugía de baipás de la arteria coronaria. Durante una cirugía de baipás de la arteria coronaria, una vena o una arteria de alguna otra parte del cuerpo se utilizan para esquivar una arteria cardíaca obstruida o estrechada. La cirugía de baipás aumenta el flujo sanguíneo hacia el corazón y reduce o elimina la angina de pecho. Es una opción de tratamiento tanto para la angina inestable como para la estable que no ha respondido a otros tratamientos.
  • Contrapulsación externa (CPE). Con la contrapulsación externa, se colocan brazaletes del tipo de presión arterial alrededor de las pantorrillas, los muslos y la pelvis para aumentar el flujo sanguíneo al corazón. La contrapulsación externa requiere múltiples sesiones de tratamiento. De acuerdo con la American College of Cardiology (Colegio Estadounidense de Cardiología), la American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón) y otras organizaciones cardiacas, la contrapulsación externa puede ayudar a reducir los síntomas en pacientes con angina refractaria.

Conclusión:

La Neumonía no es ninguna broma. es una enfermedad que puede causar muchos problemas, incluidos: la muerte.


Espero que esta información os sea de utilidad y/o interesante. Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para darte un chapuzón con nosotros y estar al día de estos temas y otros...

Publicar un comentario

0 Comentarios