¿Qué es un insuficiencia cardíaca?

Hola a todas y todos. Hoy os quiero hablar de uno de esos muchos problemas que afectan al corazón. Os hablo de la conocida como: insuficiencia cardíaca, una dolencia que trae consigo una vida llena de controles médicos, muchos medicamentos y limitaciones del movimiento. Te invitamos a conocer un poco más de que se trata esta afección y lo que puedes hacer para prevenirla.

Insuficiencia Cardíaca:
  1. ¿Qué es?
  2. Signos y Síntomas
  3. Causas
  4. Diagnóstico
  5. Tratamiento y Pronóstico
  6. Conclusión

Dibujo de una persona con insuficiencia cardíaca
Dibujo de una persona con insuficiencia cardíaca

¿Qué es?:

La insuficiencia cardíaca (IC) es una condición crónica en la cual al corazón se le dificulta bombear sangre al resto del cuerpo. Esto ocasiona que fluya menos sangre a los tejidos a través de las arterias y, que se acumule líquido en los pulmones, abdomen y en las piernas.

Signos y Síntomas:

Algunos de los síntomas que puedes presentar cuando sufres de insuficiencia cardíaca son:
  • Problemas para respirar cuando haces actividad física o en reposo. Puedes tener dificultad respiratoria mientras estás acostado, y es probable que necesites usar varias almohadas de apoyo para no sentirte ahogado.
  • Cansancio y sensación de fatiga constante.
  • Hinchazón de pies y piernas, e incluso del abdomen.
  • Dificultad para hacer actividad física, incluso puedes sentirte cansado al realizar acciones pequeñas como peinarte, cepillarte o bañarte.
  • Tos seca o con flema espumosa color blanquecina o rosa.
  • Menos apetito.
  • Aumento de peso por causa de retención hídrica.
  • Dolor similar al de un infarto al miocardio.
Ante cualquiera de estos síntomas es importante que acudas de inmediato a un médico para que evalúe tu corazón y te indique un tratamiento. Todas estas molestias pueden aparecer de forma abrupta o ir empeorando con el pasar de los días.

Causas:

La insuficiencia cardíaca suele manifestarse después de que otros trastornos han dañado o debilitado el corazón. Sin embargo, la insuficiencia cardíaca puede ocurrir si el corazón se vuelve demasiado rígido.

En el caso de la insuficiencia cardíaca, las cavidades de bombeo principales del corazón (ventrículos) pueden volverse rígidas y no llenarse de manera adecuada entre los latidos. En algunas personas, el músculo cardíaco puede dañarse y debilitarse. Los ventrículos se pueden estirar tanto que el corazón no puede bombear suficiente sangre a través del cuerpo.

Con el tiempo, el corazón ya no puede mantener las demandas normales para bombear sangre al resto del cuerpo.

Tu médico puede determinar la eficacia del bombeo del corazón midiendo la cantidad de sangre que se bombea con cada latido (fracción de eyección). La fracción de eyección sirve para clasificar la insuficiencia cardíaca y determinar el tratamiento. En un corazón saludable, la fracción de eyección es del 50 % o mayor, lo que significa que más de la mitad de la sangre que llena el ventrículo se bombea hacia afuera con cada latido.

Sin embargo, la insuficiencia cardíaca puede producirse incluso con una fracción de eyección normal. Esto ocurre si el músculo cardíaco se vuelve rígido por trastornos como la presión arterial alta.

La insuficiencia cardíaca puede afectar el lado izquierdo (ventrículo izquierdo), el lado derecho (ventrículo derecho) o ambos lados del corazón. En general, la insuficiencia cardíaca comienza en el lado izquierdo, específicamente, en el ventrículo izquierdo, que es la cavidad de bombeo principal del corazón.

Diagnóstico:

Para diagnosticar la insuficiencia cardíaca, el médico revisará atentamente tus antecedentes médicos y tus síntomas y hará una exploración física. Tu médico también verificará si tienes factores de riesgo de insuficiencia cardíaca, como presión arterial alta, enfermedad de las arterias coronarias o diabetes.

Tu médico puede escuchar los pulmones en busca de signos de acumulación de líquido (congestión pulmonar) y tu corazón en busca de silbidos (soplos) que puedan sugerir insuficiencia cardíaca. El médico puede examinar las venas de tu cuello y verificar si hay acumulación de líquido en el abdomen y en las piernas.

Después de la exploración física, el médico también puede solicitar alguna de estas pruebas:
  • Análisis de sangre. Se hacen análisis de sangre para buscar signos de enfermedades que puedan afectar el corazón.
  • Radiografía de pecho. Las imágenes de rayos X pueden mostrar el estado de los pulmones y el corazón.
  • Electrocardiograma. Esta prueba rápida e indolora registra las señales eléctricas del corazón. Puede mostrar el tiempo y la duración de los latidos del corazón.
  • Ecocardiograma. Las ondas sonoras se utilizan para producir imágenes del corazón en movimiento. Esta prueba muestra el tamaño y la estructura del corazón y las válvulas cardíacas y el flujo sanguíneo a través del corazón. Se puede usar un ecocardiograma para medir la fracción de eyección, que muestra cómo está bombeando el corazón y ayuda a clasificar la insuficiencia cardíaca y guía el tratamiento.
  • Prueba de esfuerzo. Las pruebas de esfuerzo miden la salud del corazón durante la actividad. Es posible que te pidan que camines en una caminadora mientras estás conectado a una máquina de electrocardiograma o puedes recibir un medicamento intravenoso que estimula el efecto del ejercicio en el corazón. A veces, se hace una prueba de esfuerzo con una mascarilla que mide cómo obtienen oxígeno el corazón y los pulmones y cómo exhalan dióxido de carbono.
  • Exploración mediante tomografía computarizada del corazón. En una tomografía computarizada cardíaca, te recuestas en una camilla dentro de una máquina con forma de dona. Dentro de la máquina, un tubo de rayos X gira alrededor del cuerpo y obtiene imágenes del corazón y del pecho. Algunas veces, se proporciona contraste. Habla con tu médico si tienes problemas renales, ya que el agente de contraste podría afectar la función renal.
  • Imágenes por resonancia magnética. En una imagen cardíaca por resonancia magnética, debes recostarte sobre una camilla dentro de una máquina con forma de tubo largo. Las ondas de radio crean imágenes del corazón. Una IRM cardíaca se puede hacer con un tinte (contraste). Es importante informar a tu médico acerca de cualquier problema con los riñones antes de hacerte una IRM cardíaca u otra IRM porque el medio de contraste puede causar una complicación poco común y grave en personas que tienen enfermedad renal.
  • Angiografía coronaria. En esta prueba, se introduce un tubo delgado y flexible (catéter) en un vaso sanguíneo, generalmente en la ingle, y se guía hasta las arterias del corazón. Se inyecta un tinte (contraste) a través del catéter para que las arterias se vean más claramente en una radiografía, lo que ayuda al médico a detectar obstrucciones.
  • Biopsia del miocardio. En esta prueba, un médico inserta un pequeño cordón flexible en una vena del cuello o la ingle y toma pequeños pedazos del músculo cardíaco para su análisis. Esta prueba puede hacerse para diagnosticar determinados tipos de enfermedades del músculo cardíaco que provocan insuficiencia cardíaca.

Los resultados de las pruebas para diagnosticar la insuficiencia cardíaca ayudan a los médicos a determinar la causa de cualquier signo y síntoma y a decidir un plan de tratamiento.

Tratamiento y Pronóstico:

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad crónica que necesita control de por vida. No obstante, con tratamiento, los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca pueden mejorar y el corazón puede fortalecerse.

En algunas ocasiones, los médicos pueden corregir la insuficiencia cardíaca al tratar la causa subyacente. Por ejemplo, al reparar una válvula cardíaca o al controlar el ritmo cardíaco acelerado, se puede revertir la insuficiencia cardíaca. Sin embargo, para la mayoría de las personas, el tratamiento de la insuficiencia cardíaca implica un equilibrio de los medicamentos correctos y, en algunos casos, usar dispositivos que ayuden a que el corazón lata y se contraiga correctamente.

Medicamentos

Los médicos suelen tratar la insuficiencia cardíaca con una combinación de medicamentos. Según los síntomas, puedes tomar uno o más medicamentos, entre ellos:
  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA). Estos fármacos relajan los vasos sanguíneos para reducir la presión arterial, mejorar el flujo sanguíneo y disminuir el esfuerzo que debe hacer del corazón. Algunos ejemplos son el enalapril (Vasotec, Epaned), el lisinopril (Zestril, Qbrelis, Prinivil) y el captopril.
  • Antagonistas del receptor de la angiotensina II. Estos medicamentos, como el losartán (Cozaar), el valsartán (Diovan) y el candesartán (Atacand), comparten muchos de los beneficios de los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA). Pueden ser una alternativa para las personas que no pueden tolerar los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA).
  • Betabloqueadores. Estos fármacos reducen la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Los betabloqueadores pueden reducir los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca, mejorar la función del corazón y ayudar a vivir más tiempo. Algunos ejemplos son el carvedilol (Coreg), el metoprolol (Lopressor, Toprol-XL, Kapspargo Sprinkle) y el bisoprolol.
  • Diuréticos. Los diuréticos, a menudo llamados “píldoras de agua”, hacen que orines con mayor frecuencia y evitan que el líquido se acumule en el cuerpo. Los diuréticos, como furosemida (Lasix), también disminuyen el líquido en los pulmones, para que puedas respirar con mayor facilidad. Como los diuréticos hacen que el organismo pierda potasio y magnesio, el médico también puede recetar suplementos de estos minerales. Si tomas diuréticos, es probable que el médico controle los niveles de potasio y magnesio en el organismo mediante análisis de sangre periódicos.
  • Antagonistas de la aldosterona. Estos medicamentos son la espironolactona (Aldactone, Carospir) y la eplerenona (Inspra). Estos son diuréticos que conservan el potasio, y además tienen propiedades que pueden ayudar a las personas con insuficiencia cardíaca sistólica grave a vivir más tiempo. A diferencia de otros diuréticos, la espironolactona y la eplerenona pueden elevar el nivel de potasio en la sangre a niveles peligrosos, por lo tanto, habla con tu médico si te preocupa el aumento del nivel de potasio y averigua si debes modificar el consumo de alimentos con alto contenido de potasio.
  • Inotrópicos positivos. Estos medicamentos se pueden administrar por vía intravenosa a las personas con ciertos tipos de insuficiencia cardíaca grave que están hospitalizadas. Los inotrópicos pueden ayudar al corazón a bombear la sangre con más eficacia y a mantener la presión arterial. En algunos casos, el uso prolongado de estos medicamentos se ha relacionado con un mayor riesgo de muerte. Habla con tu proveedor de atención médica sobre los beneficios y riesgos de estos medicamentos.
  • Digoxina (Lanoxin). Este medicamento, también conocido como “digitálicos”, aumenta la fuerza de las contracciones del músculo cardíaco. Asimismo, tiende a desacelerar los latidos del corazón. La digoxina reduce los síntomas de insuficiencia cardíaca en la insuficiencia cardíaca sistólica. Es más probable que se administre a una persona con problemas de ritmo cardíaco, como la fibrilación auricular.
  • Hidralazina y dinitrato de isosorbida. Esta combinación de fármacos ayuda a relajar los vasos sanguíneos. Puede incluirse en tu plan de tratamiento si tienes síntomas graves de insuficiencia cardíaca y los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) o los betabloqueadores no te han servido.
  • Vericiguat (Verquvo). Este nuevo medicamento para la insuficiencia cardíaca crónica se toma una vez al día por vía oral. Es un tipo de fármaco llamado estimulador oral de la guanilato ciclasa soluble. Según algunos estudios, las personas con insuficiencia cardíaca de alto riesgo que tomaron vericiguat registraron menos hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca y muertes relacionadas con la enfermedad cardíaca, en comparación con las que recibieron una píldora inactiva (placebo).
  • Otros medicamentos. Tu médico puede recetarte otros medicamentos para tratar síntomas específicos. Por ejemplo, algunas personas pueden recibir nitratos para el dolor de pecho, estatinas para reducir el colesterol o medicamentos anticoagulantes para ayudar a prevenir los coágulos de sangre.

Puede ser necesario que tu médico ajuste las dosis con frecuencia, sobre todo si acabas de empezar a tomar un nuevo medicamento o si tu estado empeora.

Cirugía u otros procedimientos

Es posible que se recomiende una cirugía u otros procedimientos para implantar dispositivos cardíacos, a fin de tratar el problema subyacente que provocó la insuficiencia cardíaca. La cirugía u otros procedimientos para la insuficiencia cardíaca pueden incluir:
  • Cirugía de baipás coronario. Si un bloqueo arterial grave está contribuyendo a la insuficiencia cardíaca, el médico podría recomendar una cirugía de bypass de la arteria coronaria. El procedimiento consiste en tomar un vaso sanguíneo saludable de la pierna, del brazo o del pecho y conectarlo por debajo y por encima de las arterias obstruidas del corazón. La nueva vía mejora el flujo sanguíneo al músculo cardíaco.
  • Reparación o reemplazo de válvula cardíaca. Si la insuficiencia cardíaca es provocada por una válvula cardíaca defectuosa, el médico podría recomendar reparar o reemplazar la válvula. Los cirujanos pueden reparar la válvula reconectando las valvas que abren o cierran la válvula o eliminando el exceso de tejido, para que las valvas puedan cerrarse con firmeza. Algunas veces, la reparación de la válvula implica apretar o reemplazar el anillo que rodea la válvula. La reparación o el reemplazo de la válvula cardíaca puede hacerse con una cirugía a corazón abierto, una cirugía de invasión mínima o un procedimiento cardíaco con tubos flexibles llamados catéteres (cateterismo cardiaco).
  • Desfibriladores cardioversores implantables. Se utiliza para prevenir las complicaciones de la insuficiencia cardíaca. No es un tratamiento para la insuficiencia cardíaca en sí. Un desfibrilador cardioversor implantable es un dispositivo similar a un marcapasos. Se implanta debajo de la piel del pecho con cables a través de las venas hasta el corazón. El desfibrilador cardioversor implantable controla el ritmo cardíaco. Si el corazón comienza a latir a un ritmo peligroso, o si el corazón se detiene, el desfibrilador cardioversor implantable intenta regular el ritmo del corazón o sobresaltarlo de nuevo al ritmo normal. El desfibrilador cardioversor implantable también funciona como un marcapasos y acelera el corazón si el ritmo es demasiado lento.
  • Terapia de resincronización cardíaca. También llamada estimulación biventricular, esta terapia es un tratamiento para la insuficiencia cardíaca en personas cuyas cámaras cardíacas inferiores (ventrículos) no bombean de forma sincronizada. Un dispositivo que se llama marcapasos biventricular envía señales eléctricas a los ventrículos. Las señales hacen que los ventrículos se contraigan de una manera más coordinada, lo que mejora el bombeo de sangre fuera del corazón. Esta terapia puede usarse con un desfibrilador cardioversor implantable.
  • Dispositivos de asistencia ventricular. Un dispositivo de asistencia ventricular, también conocido como dispositivo de asistencia circulatoria mecánica, es un dispositivo que ayuda al corazón a bombear desde las cámaras inferiores del corazón (los ventrículos) hacia el resto del cuerpo. Si bien un dispositivo de asistencia ventricular se puede colocar en uno o ambos ventrículos, se implanta con mayor frecuencia en el ventrículo izquierdo. Tu médico puede recomendarte un dispositivo de asistencia ventricular si estás en espera de un trasplante de corazón. A veces, este dispositivo de asistencia ventricular se utiliza como tratamiento permanente para personas que tienen insuficiencia cardíaca pero que no son buenas candidatas para un trasplante de corazón.
  • Trasplante de corazón. Algunas personas tienen una insuficiencia cardíaca tan grave que la cirugía o los medicamentos no ayudan. Es probable que estas personas necesiten el reemplazo de su corazón enfermo con el corazón sano de un donante. Un trasplante de corazón no es el tratamiento adecuado para todos. Un equipo de médicos de un centro de trasplantes te examinará para determinar si el procedimiento puede ser seguro y beneficioso para ti.

Si sufres de una insuficiencia cardíaca, el pronóstico no suele ser bueno, ni a corto, ni a largo plazo.

Conclusión:

La Insuficiencia cardíaca, es un problema que se da más a menudo de lo que podemos pensar, y eso no es nada bueno. Por ello os recomiendo que os cuidéis.


Espero que esta información os sea de utilidad y/o interesante. Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para darte un chapuzón con nosotros y estar al día de estos temas y otros...

Publicar un comentario

0 Comentarios