¿Qué es la Fibromialgia?

Hola a todas y todos. Hoy os quiero hablar de una enfermedad que me toca muy de cerca, ya que llevo viendo a mi madre pelear con ella desde hace casi veinte años. Os hablo de la Fibromialgia.

Fibromialgia:

¿Qué es?:

Poco conocida y muy incapacitante. Así es la fibromialgia, una enfermedad que afecta sobre todo a las mujeres (90 por ciento de los casos), especialmente entre 40 y 49 años. Produce dolor intenso, especialmente en músculos y el tejido fibroso (ligamentos y tendones), de forma generalizada y sensación dolorosa cuando se presionan determinados puntos específicos del cuerpo (localizados en rodillas, zona interna de los codos, parte superior de las nalgas, zona trasera de las cartucheras..).

Signos y Síntomas:

El más llamativo es el dolor muscular difuso, que afecta a diversas zonas del cuerpo, es intenso y prolongado. En ocasiones se percibe como un malestar difuso, que varía de intensidad a lo largo del día, la actividad que se realice, los cambios climáticos, la falta de sueño o el estrés.

Además, se produce fatiga y cansancio al realizar cualquier esfuerzo y no siempre desaparece tras el descanso; rigidez, entumecimiento, calambres, hormigueo, inflamación en manos y pies, movimientos involuntarios; y trastornos gastrointestinales. Hay un cansancio generalizado, y, con mucha frecuencia, alteraciones del sueño (70-80%), así como ansiedad o depresión (25%).

Causas:

El dolor es parecido al de las articulaciones, pero no es una enfermedad articular, explican los especialistas de la Sociedad Española de Reumatología. Se produce una anomalía en la percepción del dolor, percibiéndose como dolorosos estímulos que normalmente no lo son. 

Sobre su origen hay todavía bastantes interrogantes. Algunas personas desarrollan la enfermedad sin causa aparente, otras tras una infección vírica o bacteriana, otra enfermedad tipo artritis reumatoide o lupus eritematoso, e incluso un accidente de coche. 

Algunos especialistas piensan que la fibromialgia se produce por una alteración de determinados neurotransmisores del sistema nervioso, y se reconocen como desencadenantes factores de tipo psicológico, infeccioso, emocional y traumático. Algunas investigaciones aluden a la conexión entre determinadas bacterias del intestino y el cerebro.

Diagnóstico:

Su diagnóstico resulta bastante complicado al no haber pruebas especificas que permitan detectar esta dolencia. Solo se puede llegar a dicha conclusión, al detectar mediante pruebas varios de sus síntomas durante un tiempo, y descartando que sean provocados por otras cosas.

Tratamiento y Pronóstico:

Es una enfermedad crónica, sí se pueden aliviar los síntomas y hacer que el pronóstico mejore. Suelen combinarse: analgésicos o antiinflamatorios, pautas para que el sueño sea reparador, así como ayuda psicológica, para mejorar el estado depresivo. Los expertos recomiendan también realizar ejercicio de tipo aeróbico, así como ejercicios en el agua e hidroterapia.

Su pronóstico es duro, aunque si se coge a tiempo y se adoptan unos hábitos de vida saludable, su pronóstico baja de nivel y se hace más llevadero poder convivir con dicha enfermedad.

Conclusión:

Convivir con esta enfermedad es duro, tanto para quien la padece, como para su familia. Por ello lo mejor es tener paciencia y dedicarle esfuerzo a combatirla lo mejor que se pueda. Personalmente, sé que puede ser duro, por eso os animo a que no bajéis la guardia y os esforcéis en combatirla.



Espero que esta información os sea de utilidad y/o interesante. Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para darte un chapuzón con nosotros y estar al día de estos temas y otros...

Publicar un comentario

0 Comentarios