La peligrosa vida de los Altar Boys: Crecer como persona es algo importante

 Hoy os voy a hablar de otra película, que al menos a mí, me gusta muchísimo. No tiene mucho que ver con la diversidad funcional, pero si es de esas películas que tratan la adolescencia y los innumerables problemas que pueden surgir en ella, en cuanto psicología y/o forma de ser se trata, además de tratar las relaciones, tanto de amistad como amorosas, con un toque que al menos me resulta interesante. Os hablo de “La peligrosa vida de los Altar Boys”.

Se trata de una película de 2002, dirigida por Peter Care, con producción de Meg LeFauve y Jay Shapiro. El guión fue cosa de Jeff Stockwell y Michael Petroni, basándose en el libro “La peligrosa vida de los Altar Boys” de Chris Fuhrman.

La música corre a cargo de Marco Beltrami y Joshua Homme, y la fotografía es cosa de Lance Acord.

Dibujo de la portada de La peligrosa vida de los Altar Boys
Dibujo de la portada de La peligrosa vida de los Altar Boys

Una de las mayores sorpresas es su reparto lleno de rostros conocidos, y es que la cinta esta protagonizada por Emile Hirsch, Jena Malone, Vincent D’Onofrio, Jodie Foster y Kieran Culkin entre otros.

La historia, situada en los años 70 en una escuela religiosa del Sur de Estados Unidos, narra las peripecias de un grupo de brillantes pero rebeldes adolescentes. Éstos crean un cómic en el que aparecen sus alter egos encarnados en superhéroes luchando contra su profesora, la malvada Nunzilla, una estricta monja coja. Para dejar a su tutora en evidencia, urdirán un descabellado plan de imprevisibles consecuencias.

Entre muchas otras, os puedo contar como curiosidades, que:
  • El autor de la novela en la que se basa, no pudo ver la película, ya que falleció de Cancer en 1991.
  • El aspecto visual de los dibujos que se ven en la cinta, corrió a cuenta de Todd McFarlane (dibujante que muchos reconoceréis por ser uno de los creadores de Venom, uno de los muchos dibujantes que participó en la serie de cómics The Amazing Spider-Man de Marvel, o creador del antihéroe Spawn)
  • Para preparar el papel, Jodie Foster pasó una temporada con monjas de clausura en un convento.
  • Fue Jay Shapiro (productor) quien se interesó por la novela que dá título a esta película, "me enamore de ella" comentó. A la hora de negociar su paso al cine, Shapiro se encontraba con el problema de que su autor murió poco después de publicarla, finalmente negoció con la hermana del fallecido.

Personalmente, me parece una cinta entretenida, sin muchas pretensiones, que retrata muy bien los problemas y relaciones adolescentes. Si las Vírgenes Suicidas se comunicaban con sus admiradores pinchando canciones por teléfono, los Altar Boys se rebelan contra el mundo convirtiéndose en superhéroes dibujados por Todd McFarlane. 

Ambos actos apelan a universos paralelos que se nutren de la ficción fantástica, como si esta fuera el ritual de paso que abre la puerta al hiperrealismo de la edad adulta. No importa demasiado que las excelentes escenas animadas no estén bien integradas en el discurso narrativo del resto de la película. Tampoco importa que esta monja alférez sea menos fiera de lo que la pintan. 

La película discurre con luminosa placidez, a menudo empujada por la brillante interpretación de sus protagonistas y por una sensibilidad que nos hace entender la muerte de un perro, el paseo por un cementerio o la soledad de un chico ante un televisor como signos inequívocos de una época en la que nos dimos cuenta de que la vida no era un cómic de superhéroes Os la recomiendo si os gustan las cintas con cierto grado de ternura y sensibilidad, sin esperar ningún peliculón obviamente.


Si te gusta la recomendación, y quieres saber de alguna más, no dudes en pasarte por La Fosa Berete más a menudo a darte un baño con nosotros...

Publicar un comentario

0 Comentarios