Andadores

Hoy me apetece hablaros un poco de las ayudas técnicas para personas con diversidad funcional. En concreto de las que son para moverse.

Pero antes, debo hablaros de lo que son las ayudas técnicas en si. Una ayuda técnica, o tecnología de apoyo, son los productos fabricados específicamente o disponibles en el mercado, cuya función es la de permitir o facilitar la realización de determinadas acciones, de tal manera que sin su uso, estas tareas serían imposibles o muy difíciles de realizar para un individuo en una situación determinada.

Aunque normalmente, están relacionadas con la mal llamada discapacidad, y las barreras de accesibilidad, el uso de las ayudas técnicas no solo está limitado a las personas con diversidad funcional. Para que os hagáis una idea, aquella persona que intente hablar por un teléfono móvil en un entorno ruidoso se encontrará con una situación similar a la que experimenta una persona con dificultades auditivas. Otro ejemplo puede ser el caso de la persona que intenta hacer uso de un ordenador portátil en un sitio donde la visibilidad es casi nula, causada, por ejemplo, por el humo. En esta última situación, mediante la ayuda técnica de la síntesis de voz sería posible usar correctamente el ordenador.

Hoy os voy a hablar de los que se conocen como Andadores, de los que existen numerosos tipos o modelos de distintos fabricantes:

Andadores:


Dibujo de un andador
Dibujo de un andador

¿Qué es?:

Un andador es un aparato diseñado para ayudar a la hora de caminar y/o desplazarse. Sirve para asistir al caminar ya sea cuando una persona padece inconvenientes físicos en la espalda, caderas o piernas, necesitando apoyo adicional durante el desplazamiento ya que la persona presenta algún tipo de discapacidad para sostenerse de pie o para mantenerse estable.

¿Quién las utiliza?:

Suelen utilizarlo ancianos, personas con diversidad funcional o en rehabilitación, y en ocasiones para menores; quienes necesitan apoyo para sostener y mantener el equilibrio mientras caminan.

Especificaciones aproximadas:

Este tipo de aparatos, han evolucionado muchísimo desde su creación. Hasta el punto de que ya existen algunos con opciones y añadidos, como una cesta donde el usuario o usuaria pueda llevar cosas, un asiento que pueden utilizar para sentarse en cuanto se cansen, o frenos para asegurar que no se deslice el andador y su usuario se desplome.

En cuanto a las especificaciones aproximadas, los andadores suelen tener las siguientes medidas aproximadamente, en función del modelo o del fabricante:
  • Unos 95 cm de alto.
  • Unos 60 cm de ancho.
  • Unos 60 cm de fondo.
  • Suelen aguantar unos 90 kg de peso.

Suelen ser plegables, y pesan unos 5 kg, con lo que resultan sencillos de guardar.

¿Dónde puedo adquirirla?:

Puedes adquirir este producto, en cualquier ortopedia, en algunas farmacias especializadas en productos de ortopedia, y si ni por esas lo consigues, puedes comprarlo por Amazon, donde encontrarás unos cuantos modelos. Puede costar entre unos 60 € y unos 450 € aproximadamente en función del modelo y el fabricante que escojamos.



Solo me queda añadir, que desde La Fosa Berete queríamos hablaros de algunas de estas ayudas técnicas, algo que espero que si os gusta compartáis con más gente...

Publicar un comentario

0 Comentarios