Síntomas más comunes de los trastornos neurológicos

Los trastornos neurológicos funcionales son un término que se ha empezado a utilizar hace relativamente poco tiempo y que abarca a todos los trastornos que afectan al sistema nervioso. En ocasiones, los síntomas que aparecen son complicados de explicar debido a una enfermedad de neurología.

No obstante, hablamos de síntomas reales y que causan una angustia considerable al paciente e incluso problemas en el día a día.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cientos de millones de personas están afectadas por trastornos neurológicos en todo el mundo. Además, más de seis millones de personas mueren cada año debido a un derrame cerebral. También es importante destacar que el 80% de estos fallecimientos tienen lugar en países de ingresos bajos o medios.

Fotografía de una mujer con dolor de cabeza
Fotografía de una mujer con dolor de cabeza

Y es que los trastornos neurológicos o del ámbito de la neurología son enfermedades del sistema nervioso y periférico. Es decir, afecta a zonas fundamentales del organismo, como el cerebro, médula espinal, nervios periféricos, nervios craneales, raíces nerviosas, unión neuromuscular y músculos.

El listado de trastornos neurológicos es muy extenso. Si bien, estas son algunas de las afecciones más destacadas entre la población:
  • Epilepsia.
  • Alzheimer.
  • Demencia.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Migraña.
  • Esclerosis múltiple.
  • Parkinson.
  • Tumores cerebrales.
  • Trastornos traumáticos debido a traumatismos craneales.
  • Trastornos de neurología debido a una mala nutrición.

La mayoría de síntomas pueden afectar al movimiento y el funcionamiento del cuerpo, pero también a los sentidos. Además, existen una serie de síntomas comunes en cuanto a los trastornos neurológicos se refiere:
  • Movimiento alterado, con temblores o dificultad para caminar.
  • Pérdida de equilibrio.
  • Debilidad o parálisis.
  • Dificultad para tragar.
  • Convulsiones.
  • Aparente pérdida del conocimiento.
  • Episodios de falta de reacción.

Por otra parte, los síntomas que pueden afectar a los sentidos son entumecimiento en brazos y piernas, pérdida del tacto, problemas del habla, balbuceo, dificultades de visión o ceguera y problemas relacionados con la audición.

Actualmente se desconocen las causas que pueden provocar un trastorno neurológico funcional en cualquier persona. Sin embargo, los expertos enumeran una serie de factores de riesgos para desarrollar este tipo de enfermedades:
  • Un traumatismo físico, estrés o trauma emocional.
  • Tener una enfermedad o trastorno neurológico como la epilepsia.
  • Presentar algún tipo de afección de salud mental.
  • Antecedentes de abandono, abuso sexual o físico en la infancia.
  • Tener un familiar con trastorno neurológico funcional.

Cuando los síntomas de los trastornos neurológicos funcionales o de neurología no se tratan a tiempo pueden provocar un grado elevado de discapacidad e influir en la calidad de vida del paciente.

Si tienes la desgracia de tener alguno de estos síntomas, no dudes en acudir a tu médico lo antes posible. La prevención en estos casos puede darte años de vida e incluso salvarte la vida.

Publicar un comentario

0 Comentarios