Las infecciones y los cambios en la microbiota intestinal, posible origen del Alzheimer

El doctor David Pérez Martínez, jefe del servicio de Neurología y Neurofisiología del Hospital La Luz, recuerda que diferentes estudios señalan que las infecciones crónicas que afectan a nuestra salud y los cambios en la flora intestinal podrían estar tras el Alzheimer.

A pesar de toda la investigación, la enfermedad de Alzheimer sigue siendo un misterio en cuanto su origen. Y, especialmente, en la estrategia más adecuada para buscar una cura efectiva.

Se sabe mucho de los mecanismos biológicos presentes en el sistema nervioso cuando la enfermedad está en marcha, pero muy poco de lo que pasa antes de que el cerebro comience a enfermar.

Fotografía que representa a una persona mayor con alzheimer
Fotografía que representa a una persona mayor con alzheimer

Desde los años 90 la medicina se centró en la investigación de las placas amiloides. La hipótesis central se basaba en que la acumulación de amiloide en el cerebro era un producto tóxico e implicado directamente en la muerte neuronal.

Siguiendo esta teoría (la llamada cascada amiloide) la comunidad científica ha buscado formas de eliminar ese amiloide cerebral.

Sin embargo, los resultados no han estado a la altura de las esperanzas. Según este experto, aunque las terapias resultaron efectivas a la hora de eliminar el amiloide, la inmensa mayoría de los estudios realizados no han tenido beneficio claro para los pacientes.

Y estudiar su vinculación con el Alzheimer. De acuerdo al jefe de servicio de Neurología del Hospital La Luz, sabemos que elimina el amiloide cerebral. Pero el beneficio es dudoso. Con algunos resultados positivos y otros negativos. Algunos relacionados con el Alzheimer.

Se trata de la proteína tau que es clave a la hora de mantener el esqueleto neuronal. Sin embargo, los ensayos clínicos no han dado grandes resultados empleando una técnica inmunológica similar a la del amiloide. También tienen gran interés las teorías inflamatorias e infecciosas que afectan a la flora intestinal.

Una de las formas más saludables y efectivas para mantener la flora intestinal sana y funcionando correctamente es incluyendo 2 yogures en nuestra dieta a diario. Estos tienen una gran cantidad de propiedades probióticas que lo hacen perfecto para prevenir algunas enfermedades intestinales.

Personalmente ya no sé bien que pensar sobre este tema. Cada poco tiempo sale un estudio que desmiente a los anteriores. Solo espero que este sea el definitivo y pronto se sepa que hay una teoría definitiva sobre esta terrible enfermedad, y como tratarla, o curarla.


Si quieres saber más sobre este estudio, no dudes en pasarte por La Fosa Berete a darte un baño con nosotros...

Publicar un comentario

0 Comentarios