Recomendación Berete: Larga vida y prosperidad

Hoy os voy a hablar de "Larga vida y prosperidad" (si, como la frase esa, tan famosa del señor Spock de Star Trek). La que quizás sea la mejor cinta hasta la fecha, en retratar el mundo de una persona con TEA.

La película está dirigida por Ben Lewin, con guión de Michael Golamco, música de Heitor Pereira y la fotografía de Geoffrey Simpson.

Está protagonizada por Dakota Fanning, Toni Collette, Alice Eve, River Alexander, Jessica Rothe, William Stanford Davis, Farrah Mackenzie, Madeleine Murden, y Patton Oswalt entre otros.

Póster de la película Larga vida y prosperidad
Póster de la película Larga vida y prosperidad

En esta película, nos cuentan la historia de Wendy Walcott, que tiene 28 años, le gusta bailar mientras escucha música en su iPod y teje suéteres para objetos inanimados. Ella trabaja en Cinnabon y es autista. Para probarle a su hermana mayor que es capaz de cuidarse por sí misma, se escapa de la clínica en la que vive para ir a presentar su guion de Star Trek en un concurso de escritura. Lo que más anhela, es poder regresar a su hogar y, si su guion gana el concurso, podrá probar que es autosuficiente.

Si hay algo que caracteriza la trayectoria de Dakota Fanning es su tendencia a situarse fuera de la línea de confort típica de una intérprete juvenil. A pesar de sus escarceos en sagas de gran público, como por ejemplo, cierta saga de vampiros relucientes, de la que no voy a hablar; lo cierto es que ha sabido desmarcarse a través de películas como "The Runaways". En esta ocasión, Fanning se pone en la piel de una persona con autismo empleando toda una serie de mecanismos en los que se apoya para aportar credibilidad a su interpretación.

Sin duda alguna, ella y el componente trekkie son los principales valores a la hora de considerar esta cinta, una road movie amable y luminosa. La cinta cuenta con la dosis adecuada de drama (sobre todo en la parte que implica a la hermana, interpretada por Alice Eve), que sirve para empatizar con quienes que sufren esta enfermedad, así como para conectar con su entorno más cercano.

Para Wendy, tanto su hermana como su pasión por "Star Trek" y su inevitable conexión con la manera de sentir de Spock, mitad vulcaniano mitad hombre funcionan como revulsivos que la animan a demostrar su autosuficiencia: de este modo, iniciamos un particular “camino del héroe” donde la seguimos en algunas de las situaciones nada sencillas que puede tener que afrontar alguien con TEA.

Podríamos tildar de fantasioso el desarrollo general de la trama (Wendy demuestra salir airosa de forma constante, a pesar de sus limitaciones), lo cual resta algo de veracidad a la cinta. Si a ello le sumamos el convencionalismo de escenarios y situaciones, esto desemboca en que la película no se mueva hacia algo más trascendental.

Aún así, es una cinta agradable de ver, que no peca en los convencionalismos de los que suelen pecar este tipo de cintas. Termina por ser un retrato suave que no se enfanga lo más mínimo, al tratar el TEA, y que si le sumamos con que cuenta con la concesión al mundo trekkie para aportar una bienvenida dosis de simpatía y emoción a la historia, esto hace que nos quede una cinta muy entretenida y bonita. Si tuviera que ponerle nota, le daría un 7/10.


Si te gusta la recomendación, y quieres saber de alguna más, no dudes en pasarte por La Fosa Berete más a menudo a darte un baño con nosotros...

Publicar un comentario

0 Comentarios