Recomendación Berete: Despierto (Awake)

Hoy os voy a hablar de una película bastante peculiar y que para que negarlo, da mal rollo (al menos a mi). Una cinta que forma parte de mi colección personal de DVDs. Os hablo de "Despierto" (Awake).

Esta película del 2007, está dirigida por Joby Harold, con guión del propio Joby Harold, la fotografía es de Russell Carpenter y la música es de Samuel Sim. Está producida por The Weinstein Company (la empresa del malogrado Harvey Weinstein y su hermano).

La cinta está protagonizada por: Hayden Christensen, Jessica Alba, Terrence Howard, y Lena Olin entre otros.

Póster de la película Despierto
Póster de la película Despierto

"Despierto" nos cuenta la historia de Clayton Beresford (Hayden Christensen), quien es un joven empresario de vida exitosa. Su negocio va viento en popa y se ha casado con Samantha (Jessica Alba) a pesar de la oposición de su madre (Lena Olin). Esta felicidad se altera cuando sufre un problema cardíaco que le lleva a ser trasplantado de corazón.

Jack Harper (Terrence Howard) es uno de los mejores amigos de Clay, además de su cardiólogo. Era Jack el que estaba allí cuando Clay conoció su problema cardíaco, y él será el que le ayude cuando se prepare para la cirugía, que tendrá lugar tan pronto como encuentren un donante que encaje con el grupo sanguíneo poco habitual de Clay. Jack no para de recordarle a Clay que debe vivir cada día a tope: sincerarse con su madre y casarse con Sam sin más dilación. Cuando Sam presiona a Clay para que se case con ella, Clay acaba contándole la verdad a su madre. Pero ésta reacciona ofreciéndole dinero a Sam para que salga de sus vidas. Clay se enfurece. Se aferra a Sam e insiste en que se casen esa misma noche, con Jack de padrino. Poco después de la boda, Clay recibe un aviso: han encontrado un donante.

Clay y Sam corren al centro médico donde se encuentran con Jack y sus colegas, el Dr. Putnam (Fisher Stevens) y la enfermera Carver (Georgina Chapman). Lilith presiona a Clay para que acuda al Dr. Neyer (Arliss Howard), considerado uno de los mejores cardiólogos del país, pero Clay insiste en que sea Jack el que se encargue de la cirugía, confía ciegamente en él, a pesar de que tiene pendientes varios juicios por negligencia médica.

Mientras Clay se prepara, no sin ciertos nervios, para la intervención, Sam intenta calmarle. El anestesista, el Dr. Larry Lupin (Christopher McDonald) llega tarde al hospital, explicando que ha estado en una cata de vino, ante lo cual todos los presentes expresan cierta preocupación, si bien finalmente siguen adelante con la operación. El Dr. Lupin inyecta la anestesia a Clay, pero éste enseguida se da cuenta de que sigue oyendo a los médicos, haciendo los preparativos para la cirugía. En el momento en el que Clay se da cuenta de cómo percibe los dedos y el escalpelo de Jack sobre su esternón, sabe que está en una situación horrible. Clay está experimentando lo que se denomina "percepción intraoperatoria", una situación en la cual el paciente de una cirugía, aunque no puede moverse ni hablar, no ha perdido los sentidos del tacto ni del oído, por lo que puede sentir todo el proceso.

Clay puede sentir todo lo que Jack y su equipo está haciendo. Es como una pesadilla terrible. Oye conversaciones extrañas, y parece que nadie es realmente quien parece ser. Clay descubre que la finalidad de ese trasplante de corazón no es salvarle la vida, sino más bien lo contrario: Clay no va a salir vivo del quirófano. Y él no puede hacer nada para evitarlo, ¿ o tal vez si?

Este thriller, aunque no es de lo mejor que se puede encontrar, si que resulta interesante como poco. En principio me sirvió para conocer este síndrome denominado Percepción intraoperatoria, que es más común de lo que parece. La cinta, me llevó a crear empatía con la angustia física-psicológica derivada de la consciente posición anestesiada de su protagonista. Aunque los giros finales son bastante predecibles, en general la película es decente. No pasará a la historia del cine, pero si que os servirá para ver algo entretenido puntualmente. El trio protagonista interpretado por Hayden Christensen, Jessica Alba y Terrence Howard cumplen solventemente, algo que cuesta mucho creer, tras ver las interpretaciones de los dos primeros. Os la recomiendo, siempre que no tengáis nada mejor que ver. Si tuviera que ponerle nota le daría un 6/10.


Si te gusta la recomendación, y quieres saber de alguna más, no dudes en pasarte por La Fosa Berete más a menudo a darte un baño con nosotros...

Publicar un comentario

4 Comentarios

  1. Que situación tan horrible debe ser eso, de sentir todo y sin poder decir nada. Pero, igual valdría la pena hacer el intento para conocer que sucede con Clay. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que si...ya me contarás que te parece :P Gracias por pasarte y comentar

      Eliminar
  2. Hay peliculas en las que uno no sale de su sombro. Me ha gustado la reseña. Saludos!! K'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Mucho me llamó la atención en su momento. Un saludo K :)

      Eliminar