Recomendación Berete: Big Fish

Ya sabéis que siempre intento traeros películas que creo que están relacionadas de alguna forma con la diversidad funcional o la salud. Hoy me he decidido a traeros una película, que podría tener alguna interpretación así, pero que sobre todo es un cuento precioso.

Os hablo de "Big Fish", una película de 2003 dirigida por el gran Tim Burton, con guión de John August, basado en la novela homónima de Daniel Wallace. La maravillosa fotografía es del gran Philippe Rousselot y la música del increíble Danny Elfman, además de estar Producida por Columbia Pictures.

Protagonizada por: Ewan McGregor, Albert Finney, Billy Crudup, Jessica Lange, Alison Lohman, Helena Bonham Carter, Steve Buscemi, Danny DeVitto, Marion Cotillard, Jeff Campbell, y Missi Pyle entre otros.

Poster de la película Big Fish
Poster de la película Big Fish

La cinta cuenta la historia de William Bloom (Billy Crudup), quien no tiene muy buena relación con su padre (Albert Finney), pero tras enterarse de que padece una enfermedad terminal, regresa a su hogar para estar a su lado en sus últimos momentos. Una vez más, William se verá obligado a escucharlo mientras cuenta las interminables historias de su juventud. Pero, en esta ocasión, tratará de averiguar cosas que le permitan conocer mejor a su padre, aunque para ello tendrá que separar claramente realidad y fantasía, elementos que aparecen siempre mezclados en los relatos de su progenitor.

Para el que no lo sepa, "Big Fish" comenzó siendo la primera novela de Daniel Wallace, una colección de pequeños relatos en inconexa sucesión que, recogiendo en muchas ocasiones la tradición de los típicos cuentos del sur de Estados Unidos, tenían como eje común al personaje de Edward Bloom, un cuentacuentos que ha pasado toda su vida rehaciendo a su antojo los acontecimientos que han ido jalonando su existencia, transformándolos de meros hechos sin importancia en auténticas aventuras en las que, cómo no, el siempre es el héroe.

Unos seis meses antes de que fuera publicada en 1998, John August, futuro guionista del filme, había tenido acceso al manuscrito de esa "novela de dimensiones míticas" que estaba a punto de ver la luz e, impulsado por casi las mismas circunstancias en las que más tarde se encontraría Burton, logró convencer a los ejecutivos de la Columbia para que se hicieran con los derechos del libro. Convirtiendo la inconexa estructura de la novela en un guión cohesivo que dotaba a la historia de un objetivo y le imprimía progresión, Wallace y los productores del filme comenzaron a considerar cuál sería el director idóneo para llevar a cabo la empresa de rodar tan extraño material. Burton no fue la primera elección como director, pero reconozco, que supo darle su toque a la película.

Hasta donde yo recuerdo de las opiniones que he ido recabando a lo largo de los años, esta es una cinta que nunca ha admitido medias tintas: o la amas profundamente, te dejas atrapar por su arrebatadora magia y la guardas en un pequeño rincón de tu corazón como una de esas lecciones vitales que nunca se deben olvidar; o la odias con todo tu ser, rechazando de pleno lo absurdo que era su narrativa y su metraje episódico, lo irregular de su ritmo, el lastre que suponen tantos y tan mal aprovechados secundarios y, por supuesto, la simpleza de su mensaje final.

La historia me encanta, es simple y entretenida, y podría tener la interpretación de que, Edward Bloom sufre de demencia, y sueña, que su vida estuvo llena de cosas fantásticas pero inconcluyentes, algo que su mujer intenta que nunca deje de hacer, ya que ama esa imagen soñadora de él, mientras que su hijo, más realista, duda de todas esas historias fantasiosas que su padre le cuenta, antes de que termine consumido por la enfermedad. Lo que me llevó a preguntarme ¿es bueno recordar a alguien como es? ¿o mejor deberíamos quedarnos con la imagen idealizada que teníamos de esa persona?  Aunque he decir que es solo una interpretación mía eh.

"Big Fish", en resumen, y en mi humilde opinión funciona a la perfección, no siendo necesario buscar más sentido a las fantasías del sr. Bloom que la pequeña enseñanza que se deriva de cualquiera de las narraciones con las que nuestros padres trataban de hacer que cayéramos en brazos de Morfeo cuando éramos unos enanos. Para mi, es un peliculón, aunque es mejor el libro, algo que pasa con todas las adaptaciones ¿no os parece?. Si tuviera que ponerle nota, le daría un 9/10.


Si te gusta la recomendación, y quieres saber de alguna más, no dudes en pasarte por La Fosa Berete más a menudo a darte un baño con nosotros...


Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Hola, BRUMETE!! genial, creo que soy también de este tipo de género. Vi algunas durante la pandemia además de leer lecturas algo tristes para poder subir el animo. Y a ver si la encuentro para poder dar mi opinión otra vez, ésta que nos comentas. Me ha gustado leer este pedazo de ti. Espero que ya tengas tu ordenador. Saludos!!

    ResponderEliminar