Fobia: Amaxofobia

Hoy, os voy a hablar de otra de esas fobias, que os pueden causar más de un susto, si es que la acabáis desarrollando. Os hablo de la Amaxofobia. Antes de hablar de ella, os dejo una pequeña recomendación, y es que: si notáis cualquier síntoma, de esta fobia, por pequeño que sea, acudáis a un médico especializado, lo antes posible, para que no vaya a más...

INDICE:

¿Qué es?:

La amaxofobia es un trastorno de ansiedad específico que se caracteriza por un miedo exagerado, irracional e incontrolado a conducir o utilizar un vehículo.

Una persona puede presentar ansiedad delante del volante por inexperiencia, inseguridad o bien delante situaciones específicas como, por ejemplo, tener miedo a conducir de noche o por la autopista. 

Imagen que representa la Amaxofobia
Imagen que representa la Amaxofobia

En el caso de un persona con amaxofobia, el miedo a conducir es muy intenso y aunque su gravedad es variable, llega a estar desbordada por ideas catastróficas de accidentes o el daño que puede llegar a causar a acompañantes o a terceros. Su nivel de ansiedad es tal que puede llegar a bloquearse mentalmente y marearse por la simple idea de subir en un vehículo y, por tanto, se ve incapaz de utilizar el coche. Esto puede suponer un deterioro importante de la calidad de vida del afectado dado que en la actualidad el transporte es vital para el día a día de la mayoría de personas.

Causas:

Las causas que originan esta fobia, dependen de muchos elementos distintos relacionados con experiencias vividas y factores biológicos:
  • Vivencia de experiencias traumáticas relacionadas con la conducción.
  • Haber sufrido o haber presenciado un accidente de tráfico.
  • Desconfianza en las habilidades propias para conducir que ha ido gradualmente avanzando hacia creencias irracionales sobre las propias aptitudes.
  • Predisposición genética hacia la ansiedad y estrés.

Síntomas:

Aunque los síntomas de ansiedad se muestran de forma distinta en cada persona, se pueden clasificar en tres categorías:

Síntomas físicos

  • Incremento de la respiración.
  • Taquicardias.
  • Agarrotamiento muscular.
  • Sensación de ahogo.
  • Sudoración abundante.
  • Dolores estomacales.
  • Fuertes dolores de cabeza.
  • Mareos y náuseas.
  • Temblores incontrolados.

Síntomas cognitivos

Las personas con amaxofobia suelen presentar pensamientos constantes que giran alrededor de creencias irracionales sobre la idea de conducir y todas las cosas malas que pueden llegar a ocurrir.
  • Pensamientos negativos de sucesos catastróficos que podrían ocurrir. Por ejemplo: "Voy a tener un accidente", "¿Y si no freno a tiempo?", "¿Qué pasaría si en medio de la autopista me da un ataque de ansiedad?".
  • Visualizar sin parar imágenes desastrosas.
  • Miedo a no saber qué hacer si se pierde el control.

Síntomas conductuales

Las personas que desarrollan fobias acaban adoptando comportamientos para poder evitar lo máximo posible las situaciones relacionadas con la conducción, intentando así no enfrentarse a su miedo. Estos comportamientos se llaman conductas de evitación. Aquí, os dejamos algún ejemplo de conductas de evitación:
  • Ir andando al destino cuando ir en transporte podría llegar a ahorrar horas de viaje.
  • Utilizar solo metro y tren.
  • Utilizar solo transporte público.
  • Desviarse por carreteras convencionales o secundarias para no ir por la autopista.
  • Inventarse una excusa para no tener que ir al destino.

Tratamiento:

¿La amaxofobia tiene tratamiento? Los trastornos de ansiedad específicos pueden ser tratados con terapias psicológicas, además de poder ir acompañadas de un tratamiento farmacológico siempre y cuando se haya recomendado su uso por parte de un experto en salud. El objetivo del tratamiento será que la persona que sufre amaxofobia afronte el miedo hacia la conducción para poder así disminuir los síntomas de ansiedad, como también dar herramientas y recursos para encarar la situación y cambiar los pensamientos irracionales.

Me despido ya, no sin antes recordaros que si notáis cualquier síntoma, de esta fobia, por pequeño que sea, acudáis a un médico especializado, lo antes posible, para que no vaya a más...Espero que esta información os sea de utilidad y/o interesante. Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para darte un chapuzón con nosotros y estar al día de estos temas y otros...

Publicar un comentario

0 Comentarios