Dinámicas: La Locura

En esta dinámica, el viaje imaginario debe ser relatado en primera persona del presente, como si estuviera ocurriendo ahora.

Los participantes deben buscar una posición confortable, con los ojos cerrados y la atención dirigida a la experiencia interior: tomando contacto con las sensaciones físicas y la respiración.

Imagen que representa la dinámica

Cierre los ojos y dirija su atención hacia su interior… Ahora quiero que se imagine que se vuelve loco. Vuélvase completamente loco en su fantasía y descubra qué tipo de demencia se amolda a usted… ¿Qué tipo de cosas hace ahora que es loco?… ¿Dónde está usted?… ¿Cómo se siente?…

Tómese cierto tiempo en establecer con­tacto con todos los detalles de su experiencia de ser loco… ¿Cómo interactúa con otra gente?… ¿Cómo reaccionan los otros ante su locura?… ¿Qué hace por usted esta locura?… ¿Y qué hace para usted esta locura?… Explore este estar loco un poco más…

Ahora conviértase en el extremo opuesto del loco. Cualquiera sea su experiencia de estar loco, imagine ahora que usted pasa a ser totalmente lo contrario, el reverso exacto. Por ejemplo, si usted pierde completamente el control cuando está loco, ahora encuentre completamente el control y vivencia cómo es eso…

Explore realmen­te qué vivencia como lo opuesto a estar loco… ¿Qué hace ahora?… ¿Cómo interactúa con otra gente ahora?… ¿Y cómo reaccionan los otros ante usted?… Explore un poco más este ser lo opuesto al loco…

¿Cómo variaron sus comportamientos en cada situación?. El coordinador o la coordinadora deberá identificar si hay una situación racional que la consideran como una locura ¿Por qué consideran que determinadas actitudes se asimilan a estar loco o no?

Desde La Fosa Berete recomendamos esta dinámica y darse un chapuzón en las demás para trabajar ciertos aspectos…

Publicar un comentario

0 Comentarios