Un perro, un niño feliz

Creo que en alguno de los muchos post de este blog, ya os he hablado de La Educación Asistida con Animales (EAA) consiste en integrar la ayuda de un animal en las intervenciones (normalmente un perro) ¿no?

Con el fin de mejorar las funciones físicas, cognitivas, emocionales y relacionales de las personas con diversidad funcional de alguna clase, se les junta con animales (normalmente perros adiestrados para esta labor), para llevar ciertas tareas o actividades organizadas por los terapeutas.

Fotografía de una sesión de terapia con animales en la asociación gallega Ramalladas
Fotografía de una sesión de terapia con animales en la asociación gallega Ramalladas

Sus beneficios son tantos y tan variados que hacen que pueda utilizarse con prácticamente cualquier persona o colectivo que presente necesidades especiales, como personas en riesgo de exclusión social, con trastornos alimentarios, diversidad funcional, mujeres víctimas de violencia de género, entre muchos otros, y siempre bajo el control de un profesional de la salud o de la educación.

En esta línea, la Oficina de Intervención Asistida con Animales de la URJC ha lanzado un proyecto piloto de EAA dirigido a niños de entre 3 y 12 años con diversidades funcionales tanto físicas como intelectuales. El programa, cuyo nombre es “Un perro, un niño feliz”, ha sido evaluado muy favorablemente gracias a las mejoras en el desarrollo psicomotor, social y cognitivo de los niños en tan solo doce sesiones, potenciando su desarrollo motor y emocional, la interacción social y la expresión lingüística de los menores.

Un gran proyecto, que desde aquí aplaudimos, y animamos a que otra gente o organizaciones pongan en practica, ya que es muy beneficioso para todo tipo de personas con diversidad funcional.


Si quieres saber más sobre esta noticia, y otras similares, no dudes en pasarte por La Fosa Berete a darte un baño con nosotros...

Publicar un comentario

0 Comentarios