Fobia: Belonefobia

Hoy, os voy a hablar de otra de esas fobias, que no son muy comunes, pero que con esto de la vacunación por el Covid, "se están poniendo de moda". Os hablo de la Belonefobia.

INDICE:

¿Qué es?:

La fobia a las agujas o la belonefobia en psicología es un miedo irracional e incapacitante en el que la persona que lo padece teme tener contacto con una aguja u algún objeto punzocortante que pueda ser introducido en alguna parte de su cuerpo.

Causas:

La causa de que una persona desarrolle miedo a las agujas o belonefobia es prácticamente la misma que casi cualquier otro tipo de fobia. Este tipo de miedo irracional se desarrolla por una especie de aprendizaje asociativo en donde la persona relaciona, en este caso las agujas, con algún evento negativo y traumático. Por ejemplo, si de niño solías enfermar mucho y tenían que hacerte continuamente análisis de sangre o te transfundían vía intravenosa suero o algún tipo de medicamento en el hospital, probablemente, por la incomodidad y el sufrimiento por el que atravesabas en esa situación lo hayas terminado relacionando con las agujas y las termines viendo, por lo tanto, como algo sumamente peligroso y negativo.

Imagen de una mujer con miedo a las agujas
Imagen de una mujer con miedo a las agujas

Otra posible causa de que hayas desarrollado miedo a las agujas es haber presenciado alguna situación en la que una persona se encontraba sufriendo y experimentando mucho dolor cuando se le introdujo alguna aguja en su cuerpo, por lo que te hayas quedado con esa idea de catastrofismo y negatividad probablemente exagerada. Seguramente, la persona que viste sufriendo porque le estaban introduciendo una aguja también tenía esta percepción distorsionada y exagerada acerca de ello.

Síntomas:

Los principales síntomas que experimenta una persona que tiene miedo a las agujas son los siguientes:
  • Síntomas cognitivos: pensamientos catastróficos relacionados con el daño que pueden hacer las agujas, ansiedad, miedo extremo, falta de concentración.
  • Síntomas físicos: sudoración, palpitaciones, temblor de algunas partes del cuerpo, dolor estomacal, sensación de ahogo, entre otros.
  • Síntomas comportamentales: evitar todo lo posible estar en contacto con las agujas.

Las situaciones en las que más se hace presente este tipo de fobia, generalmente, son las siguientes:
  • Encontrarse en un hospital y estar en contacto con médicos y/o enfermeros o enfermeras.
  • Cuando se sabe que es necesario recibir una inyección para tratar alguna enfermedad.
  • Al ver las agujas, ya sea en la televisión o de manera presencial.
  • Al estar en una sesión con el dentista.
  • Al encontrarse cerca de una consulta médica y/o de un hospital.
  • Al experimentar algún tipo de olor que esté relacionado con el de un hospital.
  • Cuando se va a realizar un análisis de sangre.

Tratamiento:

Este tipo de miedo irracional a las agujas se desarrolla, generalmente, en la infancia que es cuando es más fácil eliminarlo, sin embargo, también puede erradicarse siendo personas adultas. A continuación, vamos a presentarte una serie de consejos prácticos que van a serte de gran utilidad a la hora de querer perder el miedo a las agujas, los análisis de sangre, los pinchazos, las inyecciones, etc.
  • Distraerse. Es importante que desde que nos encontremos en la sala de espera de la consulta hasta estando dentro, distraigamos nuestra mente en otro tipo de cosas para que deje de prestar el foco en el miedo. Cuando estamos todo el tiempo prestando atención al miedo que tenemos, únicamente hacemos que este se vuelva cada vez más grande y que lo pasemos peor. Así que es mejor que nos distraigamos, por ejemplo, escuchando música, leyendo un libro, pensando en lo que tenemos que hacer durante el día, etc.
  • Relaja tu cuerpo. Cuando tenemos el cuerpo tenso por la misma angustia y preocupación que nos causa la situación de saber que vamos a recibir una inyección, por ejemplo, hacemos únicamente que el dolor que vamos a experimentar aumente de manera exponencial a que si lo experimentamos estando relajados. Por eso, es mejor no oponer demasiada resistencia.
  • Habla con el médico. Si te encuentras sumamente nervioso, una cosa que puedes hacer que es de gran ayuda es hablar con tu médico, cuéntale algo que te haya sucedido en estos días, alguna preocupación acerca de tu salud, incluso puedes contarle acerca de la ansiedad que sientes al saber que vas a ser inyectado. Los médicos están acostumbrados a atender a personas con este mismo miedo y, seguramente, sabrá qué decirte para que te sientas más relajado.
  • Ejercicios de relajación. Antes de la consulta e incluso estando ahí, puedes ponerte a realizar algún ejercicio de respiración como, por ejemplo, la respiración diafragmática que te permitirá sentirte más relajado(a) y tranquilo(a). La respiración diafragmática consiste básicamente en respirar lenta y profundamente, aguantar unos segundos el aire e ir sacándolo lentamente por la boca. Si conoces algún otro tipo de ejercicio de relajación, es recomendable que lo utilices.
  • Cambia tu percepción que tienes acerca de este temor. Trata de cambiar aquella idea tan negativa y catastrofista que tienes acerca de las agujas por otra más realista y positiva. Puedes por ejemplo enfocarte en los beneficios que te traerá el que te inyecten algún medicamento, ya que te sentirás mucho mejor, el que te hagan un análisis de sangre para conocer tu estado de salud, etc. Deja de lado aquellas preocupaciones con respecto a este tema.

Me despido ya, no sin antes recordaros que si notáis cualquier síntoma, de esta fobia, por pequeño que sea, acudáis a un médico especializado, lo antes posible, para que no vaya a más...Espero que esta información os sea de utilidad y/o interesante. Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para darte un chapuzón con nosotros y estar al día de estos temas y otros...

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Es sorprendente que hasta ver agujas por TV, percibir un olor o pasar cerca de un hospital pueda despertar la fobia. Buen artículo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero eso pasa con todas las fobias eh...Las maravillas de la mente humana. Muchas gracias por pasarte y comentar :)

      Eliminar