¿Cómo limpiar una silla de ruedas?

Hoy, os voy a hablar de unos consejos, para realizar una limpieza adecuada de una silla de ruedas, y diréis, ¿ por qué?, pues porque a este tipo de herramientas, es necesario realizarle una higienización adecuada, y una desinfección en condiciones.

De hecho la OMS (Organización Mundial de la Salud) con la pandemia producida por el COVID-19 estableció una serie de recomendaciones sanitarias para intentar frenar la propagación, dentro de las que se encuentra el distanciamiento físico, el lavado de las manos y la desinfección de objetos y superficies.

Fotografía de una persona limpiando una silla de ruedas
Fotografía de una persona limpiando una silla de ruedas

Con base en esto es que no se puede obviar la limpieza y desinfección de las distintas herramientas de apoyo que son usadas por las personas con discapacidad, como por ejemplo las sillas de ruedas, sobre todo porque las ruedas de estas suelen estar en contacto directo con el piso y a su vez con las manos de las personas, por lo tanto es indispensable estar desinfectándola, y más con la llegada de la desescalada.


INDICE:

¿Cómo se limpia y desinfecta una silla de ruedas?:

Lo primero que se debe tomar en cuenta es que no es lo mismo limpiar que desinfectar, pues la primera acción consiste en remover las impurezas y parte de los gérmenes lo que ayuda a reducir el riesgo de contagio, pero es probable que queden algunos microorganismos, mientras que el proceso de desinfección asegura la muerte de estos gérmenes, bacterias, virus, hongos y demás microorganismos.

La desinfección se lleva a cabo con la ayuda de productos químicos, aunque no siempre limpia las impurezas y la suciedad, es por eso que se recomienda realizar ambas acciones, en primer lugar realizar la limpieza que se hace de forma habitual y después desinfectarla, para esto también se debe estar seguro de usar productos que sean contra bacterias y contra virus, de no saber cuáles son, se debe leer las etiquetas o consultar con el vendedor.

Consejos para limpiarla:

  • Limpiar y desinfectarla cada vez que se visite cualquier lugar público.
  • Todas las superficies de la silla que suelen estar en contacto con las personas debe ser desinfectadas con un spray, el cual debe contener un desinfectante a base de alcohol, como el que comúnmente se utilizan en los recintos sanitarios, luego de aplicar el spray se debe esperar unos 15 minutos para luego limpiar con un paño y con un paño aséptico.
  • Si se trata de una silla de ruedas eléctrica se debe limpiar el joystick de mando con u paño humedecido con desinfectante.
  • Luego de la desinfección se debe usar agua con jabón para enjuagar las superficies y luego asegurar de que queden secas con la ayuda de un paño, ya que la humedad puede dañarlas
  • Revisar el manual de uso de la silla de ruedas para saber cuáles son las recomendaciones de limpieza que hace el fabricante.
  • No hacer uso de blanqueadores, detergentes sintéticos, disolventes, esmalte de cera, aerosoles o productos que sean abrasivos.
  • No olvida desinfectar puntos estratégicos, como la empuñadora o el reposabrazos, entre otros.

Puntos estratégicos para desinfectar en una silla de ruedas:

Aunque la recomendación general es limpiar y desinfectar todas las partes de la silla, existen ciertos putos que suelen ser de mayor cuidado, como por ejemplo el cojín, los aros o el reposabrazos, ya que estos suelen estar más expuestos a los microorganismos.
  • Empuñaduras: Estas representan uno de los puntos más críticos y en los cuales existen un mayor riesgo de contagio, ya que en estas reposan diferentes manos a lo largo del día, lo que facilita la propagación de virus y bacterias, así que es recomendable limpiarla con productos desinfectantes de manera regular.
  • Ruedas traseras y delanteras: Las ruedas están en contacto directo con las distintas superficies del suelo, lo que quiere decir que recogen un gran número y variedad de gérmenes en su recorrido, por lo tanto es recomendable desinfectarlas cada vez que se regrese de un lugar público, ya que además del posible contacto con las manos, también puede llevar a estos microorganismo hacia el hogar.
  • Cojín: El cojín del asiento y el cojín del respaldo están en contacto directo con el cuerpo, lo que sumado al sudor y al roce aumentan el riesgo de que se acumule un gran número de gérmenes, por esta razón es indispensable desinfectarlos correctamente, usando preferiblemente productos de uso sanitario que contengan altas concentraciones de alcohol, dejando que actúe por un aproximado de 15 minutos, para luego secar con un trapo o con papel.
  • Joystick y aros de propulsión: Por supuesto que no se puede dejar de lado a las sillas de ruedas eléctricas, así que si este es el caso no se puede olvidar desinfectar el Joystick, así como no se puede obviar la desinfección de los aros de propulsión en las sillas manuales, ya que ambos elementos están en contacto directo con las manos y por consecuencia son de los principales focos de contagio.
Espero que esta información os sea de utilidad y/o interesante. Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para darte un chapuzón con nosotros y estar al día de estos temas y otros...

Publicar un comentario

2 Comentarios