Enfermedades Raras: Retinopatía del prematuro

Hoy, os voy a hablar de otra de esas enfermedades raras, pero en este caso, una de las que solo afectan a los bebés. En concreto os voy a hablar de la Retinopatía del prematuro.

INDICE:

Definición:

La retinopatía del prematuro (Fibroplastia Retrolental) (ROP) es el desarrollo anormal de los vasos sanguíneos en la retina, comienza durante los primeros días de vida y pude progresar rápidamente causando ceguera en cuestión de semanas.

Imagen del ojo de un niño con retinopatía del prematuro
Imagen del ojo de un niño con retinopatía del prematuro

Causas:

La retinopatía del prematuro se da en algunos niños que nacen prematuramente. El aporte de sangre a la retina comienza a las 16 semanas de gestación, en el nervio óptico, y los vasos se desarrollan en ese punto hacia los bordes hasta la hora de nacer. Cuando un niño nace prematuramente este crecimiento normal se ve interrumpido y comienzan a crecer vasos anormales. Con el tiempo, este crecimiento de los vasos produce una cicatriz de tejido fibroso que se adhiere a la retina y a la masa transparente que llena el espacio entre la retina y la cara posterior del cristalino. Se forma un anillo que puede extenderse 360 grados alrededor en el interior del ojo, puede desprender la retina y en algunos casos producir ceguera.

Factores responsables

Hay una variedad de factores que pueden ser responsables del desarrollo de la retinopatía del prematuro:
  • Peso bajo al nacer y la edad de gestación. Son los factores predictivos más potentes:
    • Incidencia de ROP en pretérminos con peso igual o menos de 1500 gr.: 26´2%.
    • Pretérminos con peso inferior a 1000 gr.: 66%.
  • Ventilación mecánica y la administración total de oxígeno.
  • Niveles elevados de anhídrido carbónico en la sangre.
  • Anemia (por cursar con hipoxia o falta de oxígeno). Tanto el aumento como la disminución de oxígeno está en relación con el ROP.
  • Transfusiones de sangre. La hemoglobina fetal tiene mayor afinidad por el oxígeno que la del adulto por lo que las transfusiones con sangre o concentrados de hematíes procedentes de donantes adultos hacen aumentar el oxígeno libre circulante en la sangre.
  • Hemorragias intraventriculares.
  • Síndrome de tensión respiratoria.
  • Hipoxia (falta de oxígeno) crónica en el útero.
  • Convulsiones.

Hay algunos autores que consideran que la exposición a la luz fluorescente de los hospitales contribuye al desarrollo de una retinopatía del prematuro, pero hasta la fecha no ha sido demostrado.

Actualmente se piensa que el desarrollo de la enfermedad se debe a la combinación de varios factores, unos dentro del útero y otros después del nacimiento.

Síntomas:

Existe una clasificación internacional para la retinopatía del prematuro que se tienen en cuenta tres criterios:
  • Situación.
  • Extensión.
  • Estadío:
    • 1: demarcación clara entre retina vascular y avascular.
    • 2: Tejido blanquecino rosado, ligeramente sobreelevado.
    • 3: Tejido neovascular que infiltra el vítreo.
    • 4: Desprendimiento parcial de la retina.
    • 5: Desprendimiento total de la retina.

Hay un signo de severidad que puede darse en cualquier estadío y que indica severidad del proceso (tortuosidad vascular en el polo posterior), se denomina "plus" (+).

La mayor parte de los casos con estadío 1 y 2 regresan espontáneamente, pero cuando se alcanza un estadio 3 + se calcula que el 50% de los casos evolucionarán a 4 y 5: estadío umbral en el que está indicado realizar tratamiento para detener el proceso.

Dependiendo de la etapa del ROP, el niño puede tener desde vista casi normal hasta ceguera. Muchos ROP no progresan hasta la etapa 5.

Diagnostico:

Niños a explorar

Peso de nacimiento inferior a 1600 gr.; por encima de este peso ningún niño desarrolla un ROP superior al estadío 2, y todos regresan sin experimentar cambios cicatriciales.

Peso superior a 1600 gr. que han recibido oxigenoterapia prolongada o han sido sometidos a transfusiones o han padecido anemia, hipoglucemias (bajadas de azúcar) o infección importante.

La primera exploración se debe realizar a las 4 – 6 semanas de vida.

Pruebas

Se debe practicar una dilatación de la pupila (midriasis) y utilizar oftalmoscopio indirecto.

Sin embargo, siendo el ROP el principal responsable de ceguera infantil, sería importante que se realizara una exploración completa a todos los niños prematuros.

Pronostico:

Con los avances de la neonatología ha aumentado la supervivencia de los niños prematuros de 1250 gr. o menos, y estos niños tienen el riesgo de padecer retinopatía del prematuro (ROP). En la mayoría de los casos se resuelve espontáneamente y un número pequeño progresa a estadíos severos que requieren tratamiento y algunos casos sin tratamiento o incluso con él, pueden llegar a ceguera.

Hasta hace unos años la retinopatía del prematuro era una enfermedad considerada como una de las causas de ceguera en los niños, con nulas posibilidades de tratamiento. Hoy en día se puede reducir el riesgo de desprendimiento de retina con el tratamiento adecuado y sobre todo, con el diagnóstico precoz mediante el examen de fondo de ojo por un oftalmólogo experto en la exploración de retinas de niños prematuros dentro de las cuatro a seis semanas de nacimiento. La aparición de una clasificación internacional ampliamente aceptada y la realización de estudios multicéntricos ha permitido mejorar notablemente el manejo de la enfermedad.

El conocimiento de los factores de riesgo que influyen en la aparición de la enfermedad ha contribuido a seleccionar aquellos niños pretérmino que requieren un seguimiento más estricto y buscar alternativas.

Espero que esta información os sea de utilidad y/o interesante. Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para darte un chapuzón con nosotros y estar al día de estos temas y otros...

Publicar un comentario

0 Comentarios