Enfermedades Raras: Narcolepsia

Hoy, os voy a hablar de otra de esas enfermedades raras, solo que en este caso, igual no es tan rara como la gente se piensa. Os hablo de la Narcolepsia.

INDICE:

Definición:

La narcolepsia es un trastorno crónico del sueño que afecta al sistema nervioso central, por lo que se trata de un trastorno de origen neurológico. Se caracteriza por episodios incontrolables de sueño en cualquier sitio o en cualquier momento especialmente en horas diurnas. Esta enfermedad afecta a una de cada 2.000 personas y aparece tanto en hombres como en mujeres.

Las personas con narcolepsia pueden tener ataques de sueño repentinos. Pueden producirse varios ataques en un mismo día, la somnolencia puede persistir durante largos períodos de tiempo y el sueño en las horas de la noche puede ser fragmentado al despertarse frecuentemente. Los ataques de sueño pueden durar desde pocos minutos a más de una hora, después de 10 - 15 minutos de un ataque de sueño, la persona se siente descansada sólo brevemente, para volver a la molesta sensación de estarse cayendo de sueño.

Puede ser diagnosticada por un médico o un especialista del sueño. Los ataques pueden aparecer mientras se conduce, habla o trabaja. Comienza en la adolescencia o al principio de la edad adulta y continúa toda la vida, afectando a ambos sexos.

Fotografía de una persona durmiendo delante del ordenador
Fotografía de una persona durmiendo delante del ordenador

La narcolepsia es una condición crónica de por vida. Se trata de una enfermedad que puede ser peligrosa si los episodios ocurren conduciendo, operando una máquina o en actividades similares. Normalmente la narcolepsia se controla con el tratamiento. Por otro lado, el tratamiento de otros trastornos subyacentes del sueño pueden mejorar considerablemente los síntomas de narcolepsia.

Causas:

Se desconoce la causa que puede provocarla narcolepsia, aunque algunos estudios apuntan a que puede tratarse de una condición genética. La narcolepsia podría estar relacionada con un grupo de neuronas cuya alteración dificulta la transición entre los períodos de sueño y vigilia de forma normal.

Síntomas:

Cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

La conducta automática que presentan estos pacientes es la de insistir en continuar realizando una actividad a pesar de la somnolencia. De este modo el paciente se queda dormido mientras camina, despertando luego en un lugar desconocido, lo que se debe a la presencia de microsueño de 1 a 10 segundos de duración. Otros síntomas de carácter secundario son:
  • Sensación de fatiga intensa y continua falta de energía.
  • Depresión.
  • Dificultad para concentrarse y recordar.
  • Problemas visuales (al enfocar).
  • Atracones de comida.
  • Debilidad en las extremidades.
  • Problemas con el alcohol.

Diagnostico:

El diagnóstico es relativamente fácil cuando todos los síntomas de la narcolepsia aparecen, pero si sólo se presentan ataques de sueño y la cataplejía es suave o no ocurre, el diagnóstico es más difícil y a veces puede ser confundido con otros desórdenes. Además del examen y la historia médica completa, la enfermedad se diagnostica mediante pruebas médicas para evaluar los episodios de somnolencia:
  • Polisomnografía nocturna: para determinar la presencia de EDS y tal vez de otras causas subyacentes de este síntoma.
  • Examen de Latencia Múltiple: registro del ciclo de sueño observado, incluso los episodios de sueño REM (la parte del ciclo en la que se suceden los sueños). Este test consiste básicamente en registrar varias siestas con polisomnografía, repartidas en el día, en las que se mide el tiempo que el paciente demora en dormirse (si el promedio es de cinco minutos o menos se confirma que existe una hipersomnia).
  • Examen genético de la sangre - para medir ciertos antígenos que suelen encontrarse en las personas con predisposición a la narcolepsia.
  • La combinación de la EDS y la cataplejía proveen pruebas para el diagnóstico médico preliminar.
  • Exámenes de laboratorio
  • ECG, electrocardiograma
  • Control de la respiración
  • EEG, electroencefalograma
  • Registro de la cantidad de sueño

Recientemente se ha descubierto que las personas que sufren narcolepsia poseen bajos niveles de hipocretina (una proteína producida por el cerebro) en su líquido espinal.

Pronostico:

Se desconoce la existencia de una cura para la narcolepsia. Existen diversos tratamientos para paliar sus síntomas. Aunque no es mortal per sé, si puede alterar gravemente la vida de la persona que la padece, por lo que su pronóstico lo clasificaría como moderado/grave.

Espero que esta información os sea de utilidad y/o interesante. Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para darte un chapuzón con nosotros y estar al día de estos temas y otros...

Publicar un comentario

0 Comentarios