Cómo afrontar la ansiedad

Hoy os voy a hablar de como tratar de afrontar la ansiedad. La ansiedad es una emoción que existe en todos nosotros, pues es de carácter básico y toma recursos de otras emociones como el miedo.

Además, este proceso anímico comparte relación con el miedo, especialmente porque antes que el último mencionado haga de las suyas; la ansiedad aparece primero anunciando la posibilidad de sucumbir ante una situación temerosa.

No obstante, cuando la emoción es controlada, no hay lugar para el sentimiento negativo mencionado, ya que la situación ha sido afrontada con total inteligencia emocional.

Por si aún no queda claro, la ansiedad surge antes que una amenaza real se materialice; por lo que muchas veces es vista como una reacción exagerada.

Imagen de un montón de fichas del juego de mesa Scrabble y la palabra: "Ansiedad" escrita en inglés

¿Por qué sentimos ansiedad?:


La ansiedad se manifiesta al percibir una amenaza que para nosotros puede ser un peligro inminente. Dicha amenaza proviene de múltiples factores, como el temor a todo lo relacionado con las relaciones interpersonales, es decir, un miedo descomunal a tener contacto con personas. Respecto a lo citado, el temor al rechazo y la crítica son dos particularidades que se asocian a sufrir de ansiedad.

En segundo lugar están las fobias, siendo las más comunes la aversión a las arañas, oscuridad, el océano o las alturas.

Por otra parte, hay otros temas que provocan esta emoción: Miedo a los animales, la muerte, cirugías, la sangre, enfermedades, lesiones, entre otros.

Comportamiento:


No es una emoción típica por los elementos que la conforman, y más dado que produce sesgos atencionales, cognitivos y de memoria.

En pocas palabras, cuando alguien sufre un ataque de ansiedad, focaliza su atención en aquello que califica como un peligro, por lo que termina ignorando ciertos propósitos, ideas y todo aquello que planeaba realizar.

Por consiguiente, es normal que una persona se paralice e hiperventile ante aquello que lo desestabiliza. De igual forma, causa sesgo de interpretación en la información, ya que el individuo se concentra en el peligro solamente. Sumado a ello está el sesgo de procesamiento de la información, por lo que se prioriza el evitar estar frente a ciertas situaciones que pueden causar ansiedad.

Reacción corporal:


Cuando estamos ansiosos, hay un aumento en la tasa cardiaca, la presión arterial y el tono muscular. La temperatura periférica desciende y aumenta tanto la frecuencia como la amplitud respiratoria.

Igualmente la constancia muscular y adrenalina en la sangre experimentan un incremento.

Reacción mental:


La ansiedad se comportará de forma distinta en cada individuo, pero hay elementos fijos como la angustia, dificultad de concentración, preocupación, aprehensión, complejos de inferioridad y pensamientos negativos.

Además, el efecto cognitivo siempre viene acompañado de síntomas físicos como los sofocos y la dificultad para respirar.

Consejos para afrontar la ansiedad:


Hay cientos de formas de controlar la ansiedad, y que no necesariamente se asocian a tratamientos farmacológicos. Ante un ataque, recurra a las respiraciones profundas para calmarse y oxigenar el cerebro. Lo ideal es que sea practicado durante cuatro minutos para lograr la calma buscada.

Establecer metas realistas también ayudan, especialmente porque muchas veces, la frustración de no lograr lo planteado genera frustración. Igualmente, tomate un tiempo para ti en el día para relajarte, es decir, cuida de ti mismo.

Otro consejo clave, es compartir tiempo de calidad con los seres queridos.

Recuerda que el trato con gente afable, beneficia el autoestima y duplica la producción de la hormona de la felicidad.

Se debe lograr la producción de endorfinas y serotonina, y el hacer deporte beneficia su segregación. Recuerda que el deporte activa el buen humor, hace que dejemos la tensión del día a día y ayuda a la salud física. Finalmente, queremos mencionar que si no puedes realizar actividades de alto impacto, recurre al yoga y la meditación para fortalecer tu concentración y obtener la calma necesaria.

De todas formas os recomiendo que si tenéis ansiedad, una de las mejores formas de tratar con ella, es hablar con alguien. No tiene porque ser de tu familia, ni un profesional cualificado, pero hablar ayuda. Si quieres saber más del tema, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para estar al día...

Publicar un comentario

0 Comentarios

Desactive sus bloqueadores de adblock y script para ver esta página