¿Qué son los temblores seniles?

Hoy os voy a hablar de esta enfermedad, que mucha gente confunde con el Parkinson. Espero que esta información os saque esas dudas de encima.

¿Qué son los temblores seniles?


El temblor senil, o temblor esencial, es una oscilación rítmica e incoercible de alguna parte del cuerpo debida a la contracción alternante involuntaria de los músculos implicados, es lo que conocemos como temblores seniles. Existen diferentes tipos de temblor, y diferentes causas que pueden llevar a ellos; pero, por lo general, el tipo de temblor puede orientar sobre su origen. Puede resultar de procesos fisiológicos o patológicos, y afecta con mayor frecuencia a manos, cabeza, piernas y voz.

El temblor puede ser solo un síntoma más dentro de una enfermedad más compleja, o bien constituir en si una enfermedad como único síntoma. Entre las enfermedades que se acompañan de temblor o temblores seniles, quizás la más conocida sea la enfermedad de Parkinson. Sin embargo existen multitud de cuadros que cuentan al temblor entre sus síntomas, como los problemas vasculares o de otro tipo localizado en el sistema nervioso central y concretamente en el cerebelo, siendo en estos casos el temblor de tipo atáxico. Otras estructuras cerebrales que al dañarse pueden producir temblor son el tronco del encéfalo, el mesencéfalo o algunos núcleos neuronales específicos como el núcleo rojo (temblor rúbrico).

Fotografía de la mano de una persona mayor temblando al coger un vaso de agua
Fotografía de la mano de una persona mayor temblando al coger un vaso de agua

Por otro lado, es importante señalar que muchas veces los temblores seniles son un efecto secundario de una larga lista de medicamentos. Las fenotiazinas ocupan un lugar destacable en esta lista, son unos fármacos que se recetan a menudo. Para tratar enfermedades de origen psíquico, así como para el tratamiento sintomático de cuadros de vómitos o vértigos. Otros medicamentos usados para el tratamiento de enfermedades psíquicas como el haloperidol o algunos también muy conocidos como la cinarízina que se usa para mejorar la "circulación cerebral", o también como antivertiginoso. Esto no debe preocupamos si tomamos alguno de estos medicamentos, pues en general el temblor desaparece al abandonar la medicación. Lo importante es tener en cuenta que un temblor puede estar causado por un medicamento, que a lo mejor se toma desde hace mucho tiempo para no atribuir este temblor a otras causas, complicando así el diagnóstico y el tratamiento del mismo.

No obstante, hay varios tipos de temblores seniles, el tipo mas frecuente de temblor sintomático es el temblor esencial benigno o familiar cuya característica principal es precisamente que su único síntoma es el temblor. Otras formas de temblor aislado son el temblor fisiológico, en el que este no supone una limitación importante en la actividad del que lo padece, y su variante, el temblor fisiológico exacerbado, que suele darse en situaciones como el hipertiroidismo, la ansiedad, o el síndrome de abstinencia del alcohol, por poner algunos ejemplos.

Clasificación:


  • Temblor de reposo: En estos casos el temblor aumenta cuando la parte afectada se halla en reposo, por ejemplo cuando las manos están apoyadas sobre el regazo. Este temblor disminuye algo cuando el paciente realiza alguna actividad con las manos, aunque también puede disminuir si se alcanzan grados intensos de relajación. Este tipo de temblor es característico de la enfermedad de Parkinson y los llamados síndromes parkinsonianos, y puede ser también el efecto secundario de algunos fármacos.

  • Temblor de acción: Se produce tras la contracción voluntaria de los músculos. Este tipo puede subdividirse en dos:
    • El temblor cinético: en estos casos el temblor alcanza su máxima intensidad cuando se lleva a cabo alguna acción, sobre todo si es una acción precisa. Se denomina temblor atáxico y el se pone de manifiesto por diferentes maniobras exploratorias coma la del dedo-nariz, y que no es ni más ni menos que llevarse la punta del dedo índice a la punta de la nariz. Es un temblor de gran amplitud.
    • Temblor postural: Este grupo se caracteriza por aumentar al mantener una postura fija, como puede ser el permanecer con las manos estiradas o aguantar una taza de café. Este tipo de temblor es el que aparece como consecuencia de una situación de ansiedad, un hipertiroidismo, o esta enfermedad que hemos llamado temblor esencial benigno; aunque también puede aparecer en la enfermedad de Parkinson.

Si tenéis estos temblores, no dudéis en acudir a vuestro médico para que os aconseje como tratarlos. Además si os ha parecido interesante y os he solucionado algunas dudas, no dudéis en pasaros por La Fosa Berete para visitar otros artículos similares y culturizaros.

Publicar un comentario

0 Comentarios