-->

¿Qué es la uveítis?

¿Qué es?

La uveítis es la inflamación de una o todas las partes de la úvea, que es la capa que se encuentra entre la esclerótica y la retina, abarcando el cuerpo ciliar, el iris y la coroides. La úvea es una zona llena de vasos sanguíneos y aporta la mayor parte de suministro de sangre a la retina, por lo que su inflamación puede afectar a la córnea, la retina, la esclerótica y otras partes vitales del ojo.

Puede afectar a:
  • La parte anterior: uveítis anterior: hay inflamación del iris (iritis). Es la forma más común. Más frecuente en personas jóvenes y de mediana edad. No suele asociarse a ninguna enfermedad.
  • La parte Intermedia: (Pars plana); parte plana de la coroides entre ésta y el iris, que afecta a las personas jóvenes y no suele asociarse a ninguna enfermedad.
  • La parte posterior: uveítis posterior; afecta principalmente a la coroides (coroiditis). Suele producirse después de una infección o forma parte del cuadro de una enfermedad autoinmune. La inflamación se sigue de cicatrización; el grado de pérdida de visión dependerá de la localización y el tamaño de la cicatrización.


Síntomas:

Los síntomas más característicos son:
  • Ojo enrojecido.
  • Visión borrosa.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Manchas oscuras que flotan. Moscas flotantes.
  • Dolor en el ojo.

En el caso de iritis o uveítis, la mayoría de las ocasiones, dura unos pocos días o una semanas con tratamiento, pero normalmente se presentan recaídas.

En la uveítis posterior (coroiditis), la inflamación puede durar meses o años y se puede producir daño permanente de la visión, a pesar del tratamiento.

Las complicaciones que se pueden dar en la uveítis son:

  • Glaucoma.
  • Cataratas.
  • Líquido en la retina.
  • Desprendimiento de la retina.
  • Pérdida de la visión.

Puede ser causada por:
  • Uveítis anteriores
  • Normalmente no se conoce la causa (idiopática). Puede ir asociada a infecciones, como el herpes, a reacciones autoinmunes como artritis reumatoide o a traumatismos penetrantes.
  • Uveítis intermedias
  • De origen desconocido (idiopática).
  • Uveítis posteriores
  • Se puede producir por cualquiera de las siguientes causas:
  • Toxoplasmosis.
  • Tuberculosis.
  • Sífilis.
  • SIDA.
  • Colitis ulcerativa.
  • Artritis reumatoide.
  • Psoriasis.
  • Síndrome de Reiter.

Con descanso y el tratamiento indicado por tu médico debería remitir en poco tiempo. Si quieres saber más sobre esta enfermedad y otras similares, no dudes en pasarte por La Fosa Berete...

Publicar un comentario

0 Comentarios