¿Cómo detectar y tratar un déficit de ácido fólico?

¿Qué es?

El ácido fólico o folato es uno de los muchos nutrientes que podemos encontrar en los alimentos, contribuyendo también a mantener el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Por este motivo es que es necesario asegurarnos de mantener una ingesta suficiente de ácido fólico, ya que un déficit de este puede ocasionar algunos problemas de salud, siendo la anemia una de las más comunes.

Puede derivar en:

Cuando el déficit es muy grave pueden aparecer algunas señales, como por ejemplo.
  • Anemia: esta es una de las señales más claras, sobre todo cuando se produce lo que se conoce como anemia megaloblástica o macrocítica.

Dibujo de un montón de glóbulos rojos

  • Malestares en la boca o piel: Estás molestias se presentan con ardores en la legua, aftas, boqueras o llagas.
  • Infertilidad: Esto puede afectar tanto a mujeres como a hombres.
  • Trastornos psiquiátricos: Estas afectaciones pueden ir desde problemas leves hasta casos graves como la demencia.
  • Problemas con la gestación: Cuando una mujer embarazada sufre de un déficit de ácido fólico, pueden aparecer alteraciones en la formación del feto, siendo uno de los problemas más comunes la meningocele, la encefalocele, la espina bífida, el paladar hendido y el labio leporino.
  • Enfermedades cardiovasculares: Las personas con niveles bajos de ácido fólico en su organismo tiene una mayor probabilidad de desarrollar complicaciones cardiovasculares, siendo la trombosis profunda una de las consecuencias más comunes.

¿Cómo sé si tengo déficit de ácido fólico?

Luego de presentarse señales que pueden indicar que existe un déficit, es necesario realizar análisis de sangre, dichos análisis podrán avaluar si existe un nivel bajo de ácido fólico en el torrente sanguíneo o incluso para ver si se observan glóbulos rojos con un tamaño mucho más grande de lo común.

Como tratarlo:

Es algo que te lo tiene que decir un médico. Como primera medida se debe suministrar ácido fólico vía oral, incluyendo a personas que tiene problemas para absorberlo, ya que al suministrarse en grandes cantidades puede aumentar los depósitos.

Este tratamiento debe seguirse al pie de la letra durante varios meses, a menos que se trate de personas con condiciones especiales, como por ejemplo enfermos crónicos o pacientes de diálisis, los cuales necesitan suministros para toda la vida.

Antes de comenzar ingerir ácido fólico, es necesario hacer un análisis de sangre en el cual se determine si existe suficiente vitamina B12 en la sangre, ya que administrar ácido fólico en personas con niveles bajos de esta vitamina puede genera un problema que se conoce como polineuropatía, la cual afecta los nervios que se encuentran en las extremidades.

Por otro lado, también debe hacerse una modificación en el régimen alimenticio, para que de esta manera se puedan acceder de forma natural tanto al ácido fólico como a cualquier otro nutriente que pueda a corregir el déficit.

Si os ha resultado interesante, no dudéis en pasaros por La Fosa Berete para estar al día de estos temas...

Publicar un comentario

0 Comentarios

Desactive sus bloqueadores de adblock y script para ver esta página