Residencias ¿como solicito una plaza?

Hoy en día, las residencias están en el ojo de la tormenta, por culpa de todos los problemas que están teniendo por culpa de la Covid. Pero aun así, como no todo el mundo puede hacerse cargo de sus mayores, resultan imprescindibles.

Para los que no lo sepáis, las residencias, son establecimientos destinados al alojamiento temporal o permanente de personas mayores. Pueden ser aquellas con:

  • Plazas públicas: Aquellas plazas de gestión pública en la que el residente abona un precio público en función de sus ingresos.
  • Plazas privadas: Aquellas plazas de gestión privada con un coste de mercado en el que el residente tiene que abonar la totalidad de dicho coste.
  • Plazas concertadas: Aquellas plazas de financiación pública y gestión privada en la que el residente abona un precio público en función de sus ingresos.

Formas de acceder a una plaza residencial:

Plazas para personas mayores de carencia social no dependientes, cuyas solicitudes deben tramitarse a través de las unidades de trabajo social disponibles en cada municipio.

Plazas para personas mayores dependientes: entre las que podemos diferenciar las destinadas a personas mayores con problemas de autonomía física y mental (dependencia) y aquellas destinadas a personas con enfermedad mental crónica (atención psicogeriátrica).
Objetivos de los centros residenciales para personas mayores

Tal y como informa el Imserso, ofrece, desde un enfoque biopsicosocial, servicios continuados, de carácter personal y sanitario; unos de carácter básico, como alojamiento, manutención, asistencia en las actividades básicas de la vida diaria, y atención social y sanitaria.

También ofrece otros servicios especializados, de prevención, asesoramiento y orientación para la promoción de la autonomía, atención social, habilitación o atención asistencial y personal; atención médica, psicológica, de enfermería, terapia ocupacional y rehabilitación funcional.

La prestación de este servicio puede tener carácter permanente, cuando el centro residencial se convierta en la residencia habitual de la persona; o temporal, cuando se atiendan estancias temporales de convalecencia o durante vacaciones; fines de semana y enfermedades o períodos de descanso de los cuidadores no profesionales.


Personas beneficiarias

De los centros residenciales podrán beneficiarse las personas que reúnan los siguientes requisitos:
  • Haber alcanzado la edad de 60 años.
  • No padecer enfermedad infectocontagiosa o enfermedad clínica que requiera atención imprescindible en centro hospitalario.
  • No padecer trastornos mentales graves que puedan alterar la normal convivencia en el centro, ni demencia senil avanzada que requiera tratamiento en un centro psiquiátrico.
  • Haber obtenido, conforme al baremo en vigor, la puntuación exigida en cada momento para el ingreso en la residencia solicitada.
  • No haber sido sancionado con expulsión definitiva de un Centro Residencial del Imserso.
  • Ser pensionista del sistema de la Seguridad Social o del sistema público de pensiones o tener derecho a las prestaciones de servicios sociales del mismo, en virtud de ley o de convenio internacional. No obstante, los españoles que habiendo residido en el extranjero retornen a España y no puedan acreditar el período de residencia exigido para tener derecho a la pensión no contributiva de la Seguridad Social podrán acceder a las plazas residenciales de los centros para personas mayores financiados con créditos consignados en los Presupuestos Generales del Estado y en aquellos concertados en los que la Administración del Estado contribuya a su financiación.
  • Que el pensionista esté valorado como persona con discapacidad intelectual cuando se soliciten plazas en Centros especializados para personas con discapacidad intelectual, mayores de 50 años.
  • Podrán adquirir la condición de residente en el centro residencial el cónyuge o pareja del beneficiario, aunque éstos no hayan alcanzado la edad de 60 años.
  • Personas en situación de dependencia

Con carácter excepcional y previo estudio pormenorizado de cada caso, el órgano competente podrá autorizar el ingreso; como acompañantes del beneficiario, de familiares de éste, hasta el segundo grado de consanguinidad. Siempre que reúnan los requisitos de no padecer enfermedad infectocontagiosa, enfermedad crónica en estado terminal o enfermedad clínica que requiera atención imprescindible en centro hospitalario; no padecer trastornos mentales graves que puedan alterar la normal convivencia en el centro; ni demencia senil avanzada que requiera atención imprescindible en un centro psiquiátrico y acrediten su dependencia respecto del beneficiario.

Las personas en situación de dependencia, que cumplan los requisitos establecidos en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, y en sus normas de desarrollo, podrán ser, cuando así se determine por los órganos competentes, en base al Programa Individual de Atención, titulares del servicio de atención residencial.

¿Dónde puedo presentar la solicitud?

Las solicitudes de ingreso en la Residencia Mixta de Mayores del Imserso de Melilla, y en los centros concertados para personas mayores; se formularán, en modelo normalizado, por los beneficiarios o por sus representantes legales y podrán presentarse en:
  • La Sede Electrónica del Imserso.
  • La Dirección Territorial de servicios sociales de su zona de residencia (en mi caso la oficina de servicios sociales de A Xunta de Galicia)
  • Los Servicios Centrales del Imserso.
  • En cualquiera de los lugares que se detallan en el artículo 16 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.
  • En el supuesto de personas en situación de dependencia, no procede solicitud, si no que habrá de estarse a lo que establece la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia.Las Direcciones Territoriales del Imserso, procederán al reconocimiento, cuando proceda, de la situación de dependencia y del derecho a las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, entre las que se encuentra el Servicio de atención residencial, respecto de los interesados cuyo domicilio radique en esa zona.
Si te ha resultado interesante esta información, y quieres saber más, no dudes en pasarte por La Fosa Berete más a menudo, para estar al día de estos trámites.

Publicar un comentario

0 Comentarios