¿Qué es una angina de pecho?

¿No puedes caminar o hacer algo de ejercicio porque te empieza un dolorcito en el pecho? Puedes estar sufriendo de angina de pecho, una delicada enfermedad del corazón.

¿Qué es la angina de pecho?

La angina de pecho o angina pectoris como también se le conoce es un trastorno cardiovascular. Se trata de una alteración en la morfología normal de las arterias coronarias (que llevan sangre al corazón).

En el interior de las arterias se forma una placa que disminuye su calibre. De forma que, cuando haces alguna actividad física ellas no pueden transportar suficiente sangre y oxígeno al corazón. Esto desencadena en un dolor muy característico.

Sin embargo, la angina de prinzmetal se origina de forma diferente. En este caso, ocurre un espasmo de la arteria que bloquea el riego sanguíneo al corazón. Esto puede ser provocado por estrés o el uso de sustancias como el tabaco, cigarro y drogas ilícitas.

La enfermedad puede ir avanzando con el tiempo y agravarse. De modo que, en un inicio el dolor es provocado por actividad física intensa, luego por subir escaleras, caminar algunos metros e incluso mientras estás en reposo (sentado frente al televisor o acostado en cama).


¿Cuáles son los síntomas de la angina de pecho?

El dolor en el pecho es el síntoma característico de la enfermedad. Este tiene unas características muy específicas, que son:
  • Aparece cuando estás haciendo una actividad física. Esta puede ser intensa (como un entrenamiento en el gimnasio), moderada (una caminata) o muy leve (subir un par de escalones).
  • Se ubica en el pecho, pero puede proyectarse hacia el brazo izquierdo, mandíbula, hombros, espalda o cuello.
  • A veces, más que dolor puedes tener una sensación de opresión.
  • Se suele acompañar de náuseas, dificultad para respirar, mareos, sensación de ahogo.
  • Mejora con el reposo o la ingesta de nitroglicerina.
  • Dura poco tiempo, menos de 30 minutos.

Tipos de angina de pecho:

Según las características del dolor y la severidad se clasifica a este problema en 3 tipos:
  • Angina estable: es el tipo más común y benigno, aunque siempre existe el riesgo de que derive en un infarto de miocardio. El dolor aparece cuando haces ejercicio y mejora tras unos minutos de descanso, también cuando tomas el medicamento.
  • La angina inestable: es un trastorno grave, ya que puede transformarse en un ataque cardíaco. Puede presentarse como un primer episodio o, ser una variación del tu patrón normal de dolor. Los síntomas por lo general aparecen en el reposo, no mejoran con el uso de los fármacos y duran 30 minutos o más tiempo.
  • Angina Prinzmetal: es una variedad rara y grave, pero tratable. El dolor es recurrente y aparece mientras estás en reposo, incluso si estás recostado en tu cama. Por fortuna, se controla bastante bien con los medicamentos.

¿Causas de la angina de pecho?

Las causas de la angina de pecho son 2:
  • Una placa ateromatosa dentro de las arterias. Esto es válido para las estables e inestables.
  • Espasmo de las arterias en la angina de prinzmetal.

El desarrollo de cualquiera de estos problemas es complejo, pero, sin duda los factores de riesgo principales son:
  • Fumar cigarrillo, tabaco o consumir cualquier otro tipo de droga. Si no eres fumador, pero estas mucho tiempo expuesto al humo del cigarro también tienes riesgo de desarrollar este problema de salud.
  • Enfermedades mal tratadas como la diabetes y la hipertensión arterial.
  • Altos niveles sanguíneos de colesterol y triglicéridos.
  • Tener familiares directos (hermanos, padres, hijos o abuelos) que sufran de esta enfermedad o que hayan tenido un infarto agudo de miocardio.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Una mala alimentación que incluya muchas grasas saturadas y trans y pocas cantidades de verduras, vegetales y fibra.
  • Poca actividad física.
  • Tener más de 45 años si eres hombre y más de 55 años si eres mujer.

¿Cuándo preocuparse por un dolor de pecho?

Siempre debes preocuparte por un dolor de pecho, ya que existe una gran posibilidad de que se trate de un infarto agudo de miocardio. Acude de inmediato a tu médico ante cualquier sensación de opresión en tu pecho. En especial, si el dolor es agudo y es la primera vez que se te presenta.

¿Cómo prevenir una angina de pecho?

La ateroesclerosis es la causa principal de la angina de pecho y, por fortuna se puede prevenir. Algunos hábitos que debes sumar el día de hoy a tu vida para prevenir la enfermedad son:
  • Disminuye la ingesta de grasas trans y grasas saturadas. Es decir, disminuye las golosinas, productos procesados y las frituras.
  • Incluye verduras a todas tus comidas.
  • No fumes o deja de fumar.
  • Practica ejercicio de forma regular, la OMS recomienda que sean 150 minutos semanales. Consulta con tu médico como puedes empezar a ejercitarte, en especial si ya tiene algún problema de salud.
  • Mantén bajo control tus otros problemas de salud, como la diabetes y la hipertensión.
  • Baja de peso si tienes sobrepeso u obesidad.
  • Vigila de forma anual tus cifras de colesterol sanguíneo.
  • Disminuye el consumo de alcohol.
Así que ya sabéis, comenzar a cuidarse es cosa nuestra. Si quieres saber más sobre este tipo de enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete a darte un baño con nosotros...

Publicar un comentario

0 Comentarios