¿Qué es la Rinitis?

¿Tenéis épocas en las que no respiráis bien? tal vez tengáis una rinitis. La rinitis es una enfermedad que no debe ser tomada a la ligera ya que puede afectar severamente la calidad de vida de la persona que lo padece.

¿Qué es la rinitis?

La rinitis es una alteración de la mucosa de la nariz. Cuando está presente la enfermedad el revestimiento mucoso se inflama y origina una serie de molestias en la nariz que dificultan la respiración.


Tipos de la enfermedad

Si esta inflamación se extiende por 6 meses como máximo entonces se trata de una rinitis aguda. Pero, si supera este lapso de tiempo entonces se ha convertido en crónica. Ahora bien, también puede clasificarse en:
  • Alérgica: Esta es común en épocas específicas del año. Sobre todo, en los meses de invierno y primavera ya que el frío y el polen en el aire contribuyen a alterar la mucosa nasal.
  • Atrófica: Se produce cuando los cornetes inferiores son más pequeños de lo normal y no pueden filtrar ni humedecer el aire que se inspira de forma correcta.
  • Multifactorial: Esta puede deberse a alguna bacteria o virus presente en la nariz. También la desencadenan algunos medicamentos, alteraciones hormonales, desviación del tabique nasal o tumores.

Síntomas

La enfermedad se manifiesta con una amplia variedad de síntomas, unos más molestos que otros. Pero, todos son lo suficientemente intensos como para impedir que el afectado lleve una vida normal. Estos son los síntomas clave:
  • Congestión nasal de una o ambas fosas.
  • Estornudos frecuentes.
  • Prurito nasal, ocular y en algunos casos picor en la garganta.
  • Lagrimeo y ojos enrojecidos.
  • Un constante flujo de secreción nasal de apariencia transparente.
  • Disminución del olfato y en algunos casos pérdida momentánea de este.
  • Tos seca.
  • Dificultad para respirar de forma fluida y profunda.
  • Dolores de cabeza debido a que no se puede respirar bien y no ingresa una suficiente cantidad de oxígeno al organismo.

La persona afectada puede experimentar todos o varios de estos síntomas de forma simultánea. Este problema suele complicarse con infecciones más severas como sinusitis, bronquitis o neumonías. Esto sucede con frecuencia cuando la afección se vuelve crónica.

¿Cuáles son las causas?

La contaminación ambiental y el hecho de respirar aire con partículas tóxicas y alérgenos es una de las causas más comunes. Por ello, en las zonas urbanas hay mayor incidencia de rinitis.

Los ácaros presentes en el polvo doméstico también son causantes comunes de este problema. Asimismo, puede originarse por estar en ambientes cerrados, con mucha humedad y sin aire fresco.

Según los especialistas, la historia familiar es determinante. Si hay presencia de la enfermedad en algún miembro de la familia, es mucho más probable que otra persona la desarrolle.

Por supuesto, no puede dejarse de lado tampoco las de tipo no alérgicas. Estas se producen por virus o bacterias que se alojan en la mucosa nasal e inducen la inflamación de la mucosa nasal.

Estas también se producen por alteraciones o malformaciones en la nariz, consumo de medicamentos, hipertiroidismo o alteraciones hormonales.

Factores de riesgo de la Rinitis

Esta, al igual que muchas enfermedades puede desencadenarse por factores genéticos o ambientales. Estos son los principales factores de riesgo:
  • Personas cuyos padres o abuelos sufren la enfermedad
  • La polución, la presencia de humo de fábricas, quema y vehículos en el ambiente.
  • El tabaquismo. Si bien por sí solo no causa la afección, fumar puede agravar los síntomas y retardar los efectos del tratamiento.
  • La exposición a gases irritantes y tóxicos.
  • La exposición al polen, sobre todo, si alrededor hay plantas como Artemisa, Parietaria, Ambrosía, Abedules, Cipreses, entre otros.
  • La exposición al polvo doméstico y a los ácaros que hay en las alfombras, colchones, en las bolsas de las aspiradoras, sótanos y áticos.
  • Ambientes con humedad o sequedad excesiva.

Todos estos factores deben evitarse a la par que se sigue al pie de la letra el tratamiento ya que solo así es posible combatir el problema.Los tratamientos de la rinitis apuntan a disminuir los síntomas para que la persona pueda respirar correctamente. Además, se busca disminuir la inflamación de la mucosa para suprimir nuevas manifestaciones de la alergia.

Ahora bien, hay muchos especialistas que recetan vitaminas e instan al paciente a que lleve una alimentación rica en nutrientes para fortalecer el sistema inmune del organismo. Ellos afirman que si las defensas naturales del cuerpo se encuentran fortalecidas podrán hacerles frente a los alérgenos y así combatir la enfermedad, algo que tiene cierta lógica, ¿no?.

Si quieres saber más sobre este tipo de enfermedades y otras similares, no dudes en pasarte por La Fosa Berete, a darte un chapuzón con nosotros...

Publicar un comentario

0 Comentarios