¿Qué es la artritis reumatoide?

Hoy os voy a hablar de la Artritis Reumatoide, una enfermedad que padecen famosos como la ex tenista Caroline Wozniacki, y es que esta es una enfermedad inflamatoria crónica, de naturaleza autoinmune, caracterizada por la afectación de múltiples articulaciones y la presentación de diversos síntomas generales inespecíficos y manifestaciones extraarticulares. Sin un tratamiento adecuado, la enfermedad puede causar, en fases avanzadas, importantes limitaciones físicas, así como un marcado deterioro de la calidad de vida.


SÍNTOMAS:

Los principales síntomas de la Artritis Reumatoide son los siguientes:
  • Articulaciones sensibles, calientes e hinchadas.
  • Rigidez articular que empeora por las mañanas y después de la inactividad.
  • Cansancio, fiebre y pérdida del apetito.

La Artritis Reumatoide precoz en primer lugar empieza afectado a las articulaciones más pequeñas, especialmente en las que unen los dedos de las manos con las manos, así como los dedos de los pies con los pies.

Según avanza la enfermedad, los síntomas se van extendiendo por las muñecas, las rodillas, los tobillos, los codos, la cadera y los hombros, de esta manera, en la mayoría de los casos, los síntomas se producen en las mismas articulaciones en ambos lados del cuerpo.Por su parte, la enfermedad también puede afectar a partes no articulares, como pueden ser: piel, ojos, pulmones, corazón, riñones, glándulas salivales, tejido nervioso, médula ósea o los vasos sanguíneos.

La Artritis Reumatoide sale a la luz cuando el sistema inmunitario ataca al sinovial, el revestimento de las membranas que rodean las articulaciones. Por ello, la inflamación resultante engrosa el sinovial, que finalmente puede destruir el cartílago y el hueso dentro de la articulación.

De esta manera, los tendones y ligamentos que mantienen unida la articulación se debilitan y se estiran, haciendo que la articulación pierda su forma y su alineación.

Aún los médicos no han descubierto que es lo que desencadena este proceso, aunque parece probable que sea un componente genético. Si bien los genes no causan artritis reumatoide, pueden hacerte más vulnerable a los factores ambientales, como infección con determinados virus y bacterias, que pueden desencadenar la enfermedad.

FACTORES DE RIESGO:

Los principales factores que pueden aumentar el riesgo de padecer Artirtis Reumatoide son:
  • Sexo. Los hombres son menos propensos que las mujeres a la hora desarrollar artritis
  • La edad. Se puede dar en cualquier edad pero más frecuentemente comienza a mediana edad.
  • Antecedentes familiares. Si un familiar padece Artritis Reumatoide, el riesgo de que padezcas la enfermedad puede ser mayor.
  • Tabaquismo. Fumar también aparece asociado a una gravedad mayor de la enfermedad.
  • Exposición ambiental. Algunas exposiciones, como a asbestos o sílice, pueden aumentar el riesgo de desarrollar Artritis Reumatoide.
  • Obesidad. Las personas, especialmente las mujeres de hasta 55 años, que tienen sobrepeso o son obesas pareciera que presentan un mayor riesgo de desarrollo de Artritis Reumatoide.

TRATAMIENTO:

No existe ningún tipo de tratamiento que pueda poner fin a esta enfermedad. No obstante, algunos tratamientos son muy eficaces y proporcionan un buen control de la enfermedad a aquellos que la sufren, especialmente cuando el estado no es muy avanzado, como por ejemplo para aliviar el dolor, como es el caso de los antiinflamatorios o los corticoides, y otros que sirven para poder modificar y controlar la enfermedad a largo plazo. En los casos más complicados, los especialistas pueden comenzar a tratar la enfermedad con terapias biológicas para mejorar el dolor y la inflamación. En los casos más extremos se puede realizar una cirugía.

Una persona diagnosticada con artritis reumatoide tiene que adaptar su vida a su enfermedad para evitar que esta avance sin control. Es fundamental evitar los movimientos bruscos y el llevar una vida agitada. Asimismo, se recomienda evitar aquellos trabajos en los que se deba realizar un ejercicio físico muy intenso. Llevar una dieta sana y equilibrada también es muy importante para poder convivir con la artritis reumatoide ya que un exceso de peso puede provocar una sobrecarga en las articulaciones, lo cual no es nada sano para las personas que sufren esta enfermedad crónica.

Si quieres saber más sobre esta y otras enfermedades, no dudes en pasarte por La Fosa Berete para darte un baño con nosotros...

Publicar un comentario

0 Comentarios