Listado de enfermedades con las que puedes solicitar una incapacidad permanente absoluta

Una incapacidad permanente absoluta consiste en reconocer a aquellas personas que padecen una enfermedad o lesión que no les permite realizar ningún trabajo. Dentro de este marco existen distintos grados de incapacidad profesional que deben tenerse en cuenta:

Tipos:

  • Incapacidad permanente parcial: Es aquella incapacidad que ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en su rendimiento profesional en su labor habitual pero que puede seguir desempeñando su trabajo.
  • Incapacidad Permanente Total: Se ocasiona cuando el trabajador padece una enfermedad o lesión que le impide realizar las tareas fundamentales de su profesión.
  • Incapacidad Permanente Absoluta: Como hemos dicho anteriormente, es cuando el trabajador no puede realizar ninguna actividad laboral. Si te reconocen esta incapacidad, tienes derecho a cobrar el 100% de la Base Reguladora.
  • Gran Invalidez: Es el mayor grado de incapacidad que puede sufrir una persona. Además de no poder realizar ninguna actividad laboral, también necesita la asistencia de otra persona para la práctica de su vida diaria.


A continuación detallaremos cuales son las enfermedades que las sentencias judiciales han considerado como incapacitantes, siempre dependiendo del grado y del estado de la misma:

  • Acromatopsia
  • Acondroplastia
  • Agorafobia
  • Alcoholismo
  • Alzheimer
  • Arterioesclerosis
  • Cardiopatías
  • Cáncer
  • Depresión
  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedad de Raynaud
  • Enfermedad Pulmonar
  • Enfermedad de Paget
  • Enfermedad de Pompe
  • Esclerosis sistémica
  • Espondilitis anquilosante
  • Esquizofrenia
  • Fibromialgia
  • Fibrosis pulmonar
  • Glaucoma
  • Hipoacusia
  • Insuficiencia renal crónica
  • Isquemia arterial crónica
  • Ludopatía
  • Lumbalgia
  • Migraña
  • Narcolepsia
  • Neuropatía
  • Obesidad mórbida
  • Párkinson
  • Pérdida de visión
  • Prosopagnosia
  • Síndrome de Asperger
  • Síndrome de Takotsubo
  • Síndrome de Brugada
  • Síndrome de Meniere
  • Síndrome de Capgras
  • Síndrome de Sjögren
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno por ansiedad

Independiente de tener algunas de estas enfermedades o no, debemos tener en cuenta que para solicitar la incapacidad laboral es necesario cumplir unas peticiones específicas legales y unos requisitos médicos, sin ellos, no se pueden solicitar prestaciones ni ayudas.

Periodo mínimo de cotización

Además debe acreditarse un periodo mínimo de cotización si se trata de una dolencia o padecimiento originado por una enfermedad común. Y por último, y quizás el más complicado de los procesos, se necesita que el tribunal médico y el Equipo de Valoración dictamine que nos concedan la incapacidad permanente que corresponda.

Espero que esta información os pueda servir de algo. Si te interesan estos tramites y quieres saber algo más sobre este u otros temas, no dudes en pasarte por La Fosa Berete...

Publicar un comentario

0 Comentarios