Las enfermedades mentales en el cine y la televisión

Hoy os traigo algo diferente, y es que las enfermedades mentales están a menudo asociadas a tabús y clichés que no siempre son ciertos. Mostrar la realidad de las personas con estas enfermedades, visualizar su problemática y hablar de ello puede contribuir a mejorar su comprensión y aceptación por parte de la sociedad y, de ese modo, luchar contra el estigma que suponen.

Para ello, el cine puede ser una buena herramienta, ya que mediante las películas se pueden plantear cuestiones que ayuden a conocer estas enfermedades. Estas son algunas de las películas con las que podemos hablar de salud mental.

Joker

Una de las películas de mayor éxito del año pasado fue Joker. Basándose en el popular villano de los cómics de Batman, esta película reconstruye, de forma realista, los orígenes del personaje antes de convertirse en Joker.


Ya sabéis mi opinión sobre la película como fan de Batman (podéis escucharla en el capítulo 2 del podcast "La Fosa Berete" en Ivoox), y de los cómics, pero hay que decir que lo que nos muestra es el caso clínico de una persona con trastornos mentales que no es atendida como debería ni por su entorno ni por los servicios sociales, y que está muy bien hecho y plasmado.

Este retrato de la enfermedad mental ha generado polémicas y debates entre los profesionales de la salud mental, ya que algunos consideran que el personaje interpretado por Joaquin Phoenix perpetúa estereotipos dañinos y otros defienden que sirve para estudiar la construcción de una mente potencialmente criminal.

Una Mente Maravillosa

El actor Russell Crowe interpreta a John Forbes Nash, un estudiante brillante, pero también extraño y solitario, que definirá una revolucionaria teoría que le abrirá las puertas a convertirse en profesor en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT).


Gracias a su prodigiosa habilidad para descifrar códigos, es reclutado por un agente del departamento de Defensa, para ayudar a los Estados Unidos en la Guerra Fría contra la Unión Soviética.

Pero Nash tiene un problema, y es que desarrolla una esquizofrenia paranoide y empieza a sufrir delirios, lo que acaba afectando su condición física y sus relaciones familiares y amistosas.

Alguien voló sobre el nido del cuco

Hoy en día, se conocen muchos más detalles sobre las enfermedades mentales y sus tratamientos más efectivos. Pero en el pasado, a menudo las personas afectadas por trastornos mentales eran ingresadas en hospitales psiquiátricos en los que las condiciones paran los pacientes eran pésimas.


Esta película clásica protagonizada por Jack Nicholson es un reflejo duro y realista de la vida en un psiquiátrico en el que los internos son tratados de forma cruel.

Nicholson interpreta a un hombre condenado por asalto, que se hace pasar por loco para evitar la cárcel. Así es como llega a ser recluido en un hospital psiquiátrico, donde se impone una dura e inflexible disciplina que acabará provocando una guerra entre los pacientes y el personal de la clínica. Si no la habéis visto, ya estáis tardando...

Cisne Negro

La película por la que Natalie Portman consiguió el Óscar a la mejor actriz es el retrato de una ambiciosa bailarina que hace lo imposible por conseguir el papel de su vida en el ballet El lago de los cisnes.


Pero la personalidad autoexigente y ambiciosa de Nina, la protagonista, oculta en realidad a una joven desequilibrada, inestable y autodestructiva, muy influenciada por una madre posesiva y sobreprotectora. A medida que avanza la película, se va desvelando la psicosis que afecta a esta bailarina, cuya búsqueda de la perfección puede llevarla a un fatal desenlace.

Euphoria

Si eres más de series que de películas, Euphoria puede ser una alternativa interesante para reflexionar y debatir sobre la salud mental y el bienestar emocional. Su protagonista es una joven de 17 años que vuelve de rehabilitación pero que no quiere aceptar vivir sin alcohol.


La serie retrata la adolescencia a través de un grupo de estudiantes de instituto que tienen que hacer frente a temas recurrentes de su edad como las drogas, el sexo, la violencia, los problemas de identidad, los traumas, las redes sociales, el amor y la amistad.

The Punisher

Luego también tenemos, The Punisher, y es que la serie de Netflix basada en los cómics de Marvel, retrata muy bien los efectos del Trastorno de estrés postraumático o TEPT. Frank Castle es conocido en toda la ciudad de Nueva York como "el Castigador" (The Punisher en Inglés), luego de vengarse de los responsables de la muerte de su familia, descubre una gran conspiración más allá de lo que le hicieron a él y su familia.​La segunda temporada ve a Castle, que ha estado viviendo una vida tranquila en la carretera, sumido en el misterio que rodea el intento de asesinato de Amy Bendix, lo que lo obliga a decidir si debería abrazar su vida como el Castigador. 


El TEPT se nota, sobre todo en los ataques de ira de Frank, que no es capaz de dormir demasiado, o que no consigue superar el trauma para poder volver a establecer vinculos con la sociedad.

Como estas, la verdad es que hay muchas. Espero que os haya gustado, y no dudéis en pasaros por La Fosa Berete si queréis saber más sobre estos temas u otros similares...

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Muy buen post. Me ha gustado el recopilarorio propuesto. Un tema que me resulta muy interesante.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte y tomarte tu tiempo en comentar :) si te ha gustado no dudes en compartirlo en tus redes sociales

      Eliminar