Tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida

La tarjeta de aparcamiento de vehículos para personas con movilidad reducida es un documento personal e intransferible, podrá ser utilizada por su titular en vehículos de su propiedad o en cualquier otro, mientras sea empleado para transportarle.

La tarjeta de aparcamiento deberá colocarse en el salpicadero del vehículo o adherirla al parabrisas delantero por el interior, siempre con el documento original, de forma que su anverso resulte claramente visible y legible desde el exterior. Mediante Orden de 19 de septiembre de 2016, se aprueba el actual modelo por la que se regulan las tarjetas de aparcamiento de vehículos para personas con movilidad reducida.

La nueva Orden adapta la regulación autonómica al Real Decreto 1056/2014, de 12 de diciembre, por el que se regulan las condiciones básicas de emisión y uso de la tarjeta de estacionamiento para personas con diversidad funcional. Este Real Decreto permite la posibilidad que la tarjeta pueda ser solicitada por razones humanitarias en determinadas condiciones excepcionales de salud, aunque no se tenga reconocida de manera oficial la movilidad reducida, y asimismo también permite que la tarjeta pueda ser solicitada por entidades de servicios sociales para vehículos destinados exclusivamente al transporte colectivo de personas con diversidad funcional.

Estas dos circunstancias son las principales novedades que se recogen en la Orden. Esta Orden sustituye a la anterior de 10 de marzo de 2010.


¿Quiénes pueden solicitar la tarjeta de aparcamiento de vehículos para personas con movilidad reducida?


Las personas con diversidad funcional residentes en Andalucía que cumplan algunos de estos requisitos:

a) Que presenten movilidad reducida, conforme al anexo II del Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para reconocimiento, declaración y calificación del grado de diversidad funcional, dictaminada por los equipos multiprofesionales de calificación y reconocimiento del grado de diversidad funcional.

b) Que presenten una deficiencia visual que implique un grado de limitaciones en la actividad igual o superior al 65%, dictaminada por los equipos multiprofesionales de calificación y reconocimiento del grado de diversidad funcional.

c) Que sean menores de tres años y, según lo dispuesto en el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, su diversidad funcional se incluya en:


  • La Clase V para la determinación del porcentaje de limitaciones en la actividad, si se trata de menores de un año.
  • La Clase IV/V para la determinación del porcentaje de limitaciones en la actividad, si se trata de menores de uno a dos años.
  • Personas con diversidad funcional diagnosticada del 33% o más

Como novedad la Orden, conforme con la normativa estatal, establece que son personas con  diversidad funcional no sólo a aquellas a las que se les haya reconocido un grado de diversidad funcional igual o superior al 33% sino también las personas que presenten determinadas incapacidades laborales: que tengan una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez o una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.

Estas personas, al igual que quienes tengan reconocido un grado de diversidad funcional igual o superior al 33%, tendrán que acreditar su movilidad reducida o deficiencia visual mediante dictamen técnico facultativo expedido por los centros de valoración y orientación de personas con diversidad funcional.

Asimismo como novedad, por razones humanitarias, también podrán obtener esta tarjeta, las personas que presenten movilidad reducida, aunque esta no se haya dictaminado oficialmente, por causa de una enfermedad o patología de extrema gravedad que suponga fehacientemente una reducción sustancial de la esperanza de vida que se considera normal para su edad y demás condiciones personales, y que razonablemente no permita tramitar en tiempo la solicitud ordinaria de la tarjeta.

Esta tarjeta tendrá una duración máxima de 1 año prorrogable por otro. En estos casos, las condiciones de salud deberán acreditarse mediante certificado médico de los servicios públicos de salud visado por los servicios de inspección.

¿Quiénes pueden solicitar la tarjeta de aparcamiento de vehículos de transporte colectivo de personas con movilidad reducida?


Aquellas personas, físicas o jurídicas, que cumplan las siguientes condiciones:

  • Prestar servicios sociales recogidos en Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, o en el texto refundido de la Ley General de derechos de las personas con diversidad funcional y de su inclusión social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre.
  • Cumplir con las obligaciones de autorización y registro establecidas por la normativa vigente en materia de Registro de Entidades y Servicios Sociales de Andalucía.
  • Ser titular en propiedad de uno o más vehículos que estén destinados exclusivamente al transporte de personas con movilidad reducida usuarias de sus servicios.
  • Desarrollar su actividad en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Derechos de las personas titulares:


Las personas titulares de las tarjetas tendrán los siguientes derechos en todo el territorio nacional :

  • Reserva de plaza de aparcamiento, previa la oportuna solicitud a la Administración correspondiente y justificación de la necesidad de acuerdo con las condiciones que se establezcan, en lugar próximo al domicilio o puesto de trabajo. La plaza deberá señalizarse con el símbolo internacional de accesibilidad.
  • Estacionamiento en los lugares habilitados para las personas con diversidad funcional.
  • Estacionamiento en las zonas de aparcamiento de tiempo limitado durante el tiempo necesario.
  • Parada o estacionamiento en las zonas reservadas para carga y descarga, en los términos establecidos por la administración local, siempre que no se ocasionen perjuicios a las personas que van a pie o al tráfico.
  • Parada en cualquier lugar de la vía, por motivos justificados y por el tiempo indispensable, siempre que no se ocasionen perjuicios a las personas que van a pie o al tráfico y de acuerdo con las instrucciones del personal agente de la autoridad.
  • Acceso a vías, áreas o espacios urbanos con circulación restringida a residentes siempre que el destino se encuentre en el interior de esa zona.

Por otra parte, las personas titulares de la tarjeta podrán disfrutar de los demás derechos que sobre estacionamiento y aparcamiento establezcan los Ayuntamientos en sus Ordenanzas Locales.

La tarjeta tiene validez en el territorio de Comunidad Autónoma de Andalucía, sin perjuicio de su utilización en todo el territorio de la Unión Europea en los términos que establezcan las normas nacionales de los Estados miembros.

¿Cómo se utilizan las tarjetas?


La tarjeta de aparcamiento de vehículos para personas con movilidad reducida podrá ser utilizada por su titular en vehículos de su propiedad o en cualquier otro, mientras sean empleados para transportarle.

La tarjeta de aparcamiento de vehículos de transporte colectivo de personas con movilidad reducida sólo podrá utilizarse por su titular en el vehículo autorizado cuyo número de matrícula figure en la tarjeta, y siempre que se estén efectuando los servicios de transporte de personas con movilidad reducida.

Vigencia de las tarjetas de aparcamiento


  • La tarjeta de aparcamiento de vehículos para personas con movilidad reducida se otorgará por un plazo de diez años, salvo que la persona solicitante sea mayor de setenta años, en cuyo caso su periodo inicial de vigencia será de cinco años, o sea mayor de ochenta años, en cuyo caso su periodo inicial de vigencia será de dos años.
  • No obstante, cuando el reconocimiento del grado de diversidad funcional tenga carácter provisional, la tarjeta se concederá por el plazo de revisión del grado de diversidad funcional correspondiente siempre que el mismo sea inferior a los periodos citados.
  • La tarjeta de aparcamiento de vehículos para personas con movilidad reducida, concedida con carácter provisional por razones humanitarias tendrá una duración máxima de un año, pudiéndose renovar por un periodo igual, siempre que se mantengan las condiciones iniciales requeridas para su otorgamiento.
  • La tarjeta de aparcamiento de vehículos para el transporte colectivo de personas con movilidad reducida se otorgará por un plazo de cinco años, salvo que el vehículo autorizado cese en su actividad antes de ese plazo, en cuyo caso se procederá a su cancelación.

¿Dónde se tramita su solicitud?


En las Delegaciones Territoriales de la Consejería de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. Los actos de tramitación se llevarán a cabo por:

a) los centros de valoración y orientación de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, en los procedimientos de solicitud de la tarjeta de aparcamiento de vehículos para personas con movilidad reducida.

b) los servicios de gestión de servicios sociales de la Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, en los procedimientos de solicitud de la tarjeta de aparcamiento de transporte colectivo de personas con movilidad reducida.

Además esta Orden regula que en caso de deterioro, extravío o sustracción de la tarjeta de aparcamiento, se podrá solicitar una nueva que se expedirá con el mismo periodo de validez que tenía la tarjeta a la que sustituye, pero deberá aportar la tarjeta deteriorada o, en su caso, copia de la denuncia previa del extravío o sustracción ante la Policía Local.

Sin perjuicio de las sanciones que se puedan prever por el ordenamiento jurídico, la utilización fraudulenta de las tarjetas de aparcamiento, tanto por personas físicas como por personas jurídicas, dará lugar a su cancelación.

Si quieres saber más sobre este tramite, u otros similares, no dudes en darte un paseo por La Fosa Berete a menudo, o seguirnos en nuestras redes sociales...

Publicar un comentario

0 Comentarios