¿Qué es un infarto agudo de miocardio?

Cuando un médico habla sobre un infarto agudo de miocardio se refiere a una lesión vascular del corazón. Esto significa que una de las arterias que lleva sangre al musculo cardíaco se obstruye. Como consecuencia el tejido cercano a la obstrucción se lesiona y, luego muere.

El flujo de sangre al corazón puede verse limitado de forma rápida debido a un coágulo que se atasca en la arteria o de forma progresiva debido a una placa ateromatosa. En el segundo caso, los pacientes suelen presentar síntomas de angina de pecho meses o años antes del ataque cardíaco.

El colesterol alto, mala alimentación, diabetes e hipertensión favorecen la acumulación de grasas en las paredes de las arterias. Esto forma una placa ateromatosa que crece de forma paulatina llegando a taponar por completo una arteria. Pero, también puede darse el caso de que un pedacito de esta placa se roma, forme un coágulo y este se atasque en el sistema circulatorio de corazón.


Causas de un infarto

Existen algunas enfermedades o condiciones que elevan el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Estas son:
  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes mellitus tipo 2 y tipo 1.
  • Claudicación intermitente.
  • Obesidad, sobrepeso y sedentarismo.
  • Tabaquismo crónico.
  • Edad avanzada.
  • Antecedentes de familiares de primer grado que lo hayan sufrido.
  • Tipos de infarto agudo de miocardio

Tipos de infarto:

Existen dos tipos de infarto bastante peculiares que debes conocer:
  • Infarto masivo o fulminante: muchos lo conocen como paro cardiogénico o cardiorespiratorio. Este ocurre cuando se daña una porción muy grande del corazón que impide que siga funcionando. Conlleva a la muerte del paciente.
  • Infarto silencioso: es aquel que ocurrió, pero no dio síntomas al paciente, o el dolor fue tan leve que se confundió con otra cosa. El diagnostico se hace tarde y casi siempre tras una prueba de rutina.


¿Cuáles son los síntomas de un infarto agudo de miocardio?

Mientras más pronto se inicie el tratamiento de esta emergencia mejor será el pronóstico y menores las complicaciones o secuelas. Por eso, es importante que conozcas cuáles son los síntomas, para que acudas al médico de forma inmediata. Ellos son:
  • Dolor u opresión en el pecho. Puede iniciar en el centro del pecho y desviarse hacia el brazo izquierdo, el cuello, la mandíbula o hacia la espalda.
  • Palpitaciones aceleradas.
  • Sudor frío.
  • Sensación de que te falta el aire.
  • Náuseas, molestias o dolor abdominal, ardor estomacal o indigestión.
Generalmente todas estas molestias se presentan juntas y son bastante marcadas en los hombres. Sin embargo, en las mujeres puede presentarse como molestias estomacales o con un dolor muy leve.


Consecuencias de un infarto

Las consecuencias y complicaciones que surjan luego del infarto agudo de miocardio depende de dos variables. La primera es la rapidez en la atención y la segunda es la arteria lesionada. Cuando el coágulo obstruye una arteria principal el daño al corazón es mayor. Lo mismo pasa, si han transcurrido muchas horas antes de la atención médica. Mientras más tiempo perdure la obstrucción mayor será el daño al tejido. Las complicaciones o secuelas que puede dejar la enfermedad son:
  • Ninguna: si el daño es pequeño y se ha tratado a tiempo. Aun así, necesitas seguir un tratamiento para prevenir otros eventos.
  • Movimientos anormales del corazón (arritmias): usualmente mejoran con tratamiento médico, en otros se requiere implantar un desfibrilador. Con ambas cosas puedes llevar una vida bastante normal luego del periodo de recuperación.
  • Insuficiencia cardíaca: es una secuela severa en donde el corazón ya no es capaz de mandar suficiente cantidad de sangre a los tejidos. Esto limita el movimiento y algunas actividades. Por fortuna, suele responder a tratamiento médico, pero implica llevar un control muy estricto en casa y de consultas con el especialista


¿Cómo prevenir un infarto?

  • Si mantienes una vida saludable puedes prevenir la aparición de un ataque cardíaco. Para esto:
  • No fumes.
  • Consume menos cantidad de alcohol.
  • Suma ejercicio aeróbico a tu vida, 3 veces por semana.
  • Come más verduras y menos frituras y grasas saturadas.
  • Mantén un peso adecuado.
  • Asiste de forma anual al médico para un chequeo completo.

Así que ya sabéis, si empezáis a notar algo parecido, no dudéis en acudir a vuestro especialista más cercano. Desde La Fosa Berete siempre estamos dispuestos a facilitaros toda la información que podamos para que sepáis a que podéis enfrentaros. Si queréis saber más, no dudéis en daros un chapuzón con nosotros.

Publicar un comentario

0 Comentarios