La pandemia agrava el problema de la soledad en los mayores con diversidad funcional

La soledad es un mal del siglo XXI, que nos afecta a todos, y con esto de la pandemia la cosa ha ido a más. Resulta que diferentes especialistas en materia de diversidad funcional y personas mayores han avisado de que las consecuencias de la pandemia de Covid-19 han agravado la soledad no deseada de las personas mayores con diversidad funcional.

"No solo genera aislamiento social, sino un problema de salud pública", ha advertido la representante de la Fundación Pilares, Sacramento Pinazo. Además, ha destacado que "hay más posibilidades de sentirse solo si no se tiene compañía, pero no necesariamente esto va de la mano"; porque "se puede sentir uno solo estando rodeado de gente".


En este sentido, ha resaltado que en los centros residenciales se producen muchas situaciones de soledad; porque se dan circunstancias desencadenantes como grandes necesidades de apoyo.

Así, ha explicado que el 80% de las personas que viven en residencias tienen más de 80 años; el 72% son mujeres y que más de la mitad necesita ayuda para las actividades de la vida diaria. Aquí se incluye la interacción social, lo que, según ha expuesto, contribuye a "precipitar" el sentimiento de soledad. Desde La Fosa Berete, os recomendamos que siempre que podáis, llaméis por teléfono a vuestros mayores, o vayáis a visitarlos, ya que eso ayudará a que su salud mental mejore. Si quieres saber más sobre esta noticia u otras similares, no dudes en pasarte por La Fosa Berete (ya no está el tiempo como para darse un chapuzón ¿no?).

Publicar un comentario

0 Comentarios