Se publica una guía para que los niños con diversidad funcional intelectual vuelvan al cole

Desde La Fosa Berete nos acabamos de hacer eco de esta noticia. Personalmente me sigue pareciendo repentino y muy mala idea lo de abrir los colegios y demás centros educativos.

Todavía hay mucha incertidumbre entre la comunidad educativa y los padres sobre cómo va a efectuar el regreso de los alumnos a las aulas, pero nadie se ha preguntado qué pasará con los alumnos con discapacidad diversidad funcional. Diferentes asociaciones denuncian el abandono que han sufrido los alumnos con diversidad funcional durante la pandemia, como consecuencia de la suspensión de las clases presenciales, de forma generalizada y ahora a la hora de pensar una vuelta segura a las aulas de los alumnos.


Es por esta razón que desde Plena Inclusión España han elaborado una guía para la vuelta a clase del alumnado con diversidad funcional intelectual y sus familias en donde proponen medidas de accesibilidad e igualdad de oportunidades para todos los estudiantes. “Hemos diseñado un instrumento de fácil uso que ayude a enfrentar el reto que plantea lograr un retorno al cole con seguridad, calidad y equidad”, explica Santiago López, presidente de Plena inclusión España, la confederación de 935 entidades que trabajan en todo el país en la defensa de los derechos de miles de personas con diversidad funcional intelectual o del desarrollo (autismo, síndrome de Down y parálisis cerebral) y sus familias. Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada 160 niños tiene un TEA y sus síntomas suelen comenzar en la infancia y persistir hasta la adolescencia y la edad adulta. Otras estimaciones hablan de que puede afectar a uno de cada 68 niños en edad escolar.

  • Prevención Corresponsable: Desde Plena Inclusión España entienden que la escuela es una construcción compartida. Por eso resaltan la importancia de promover que cada centro elabore planes con antelación y actualice las listas de contacto de emergencia en coordinación con las autoridades sanitarias locales.
  • Personalización y acción coordinada centro-familia: La confianza se gana desde el comportamiento. Es importante generar espacios de información, concertar la acción educativa y la colaboración familia-equipo es vital. Buscar, en un momento como este, la esencialidad de la acción educativa, priorizando los aspectos nucleares del proceso de aprendizaje.
  • Retroalimentación: Aconsejan abrir canales rigurosos de información y formación. Evitar en lo posible, ruidos en la comunicación que provocan mayor incertidumbre e inseguridad. Es muy importante que dichos canales sean bidireccionales pues los niños y niñas también están sufriendo en su contexto situaciones difíciles, ya no solo por posibles contagios en el seno familiar, sino por dificultades económicas, pérdida de empleo, fallecimientos, etc. aspectos todos ellos muy importantes en la vida de cualquier persona.
  • Accesibilidad y participación: Deben generarse canales de sensibilización, participación y responsabilidad personal que en la medida de sus posibilidades y proceso madurativo los alumnos y alumnas puedan incorporar. Desde Plena inclusión ponemos a disposición herramientas que facilitan la accesibilidad cognitiva como el Diseño Universal de Aprendizaje y metodologías en el aula como el currículum multinivel que pueden ayudar en esta tarea.
Si queréis saber más sobre esta y otras noticias similares, estad atentos y dispuestos a daros un chapuzón en La Fosa Berete.

Publicar un comentario

0 Comentarios