La interacción con videojuegos es una de las mejores terapias para los niños con parálisis cerebral

Hace mucho que vengo defendiendo esto. Y ahora resulta que lo han corroborado, aunque a mi personalmente, me suena como si en pleno siglo XXI alguien se jacta de haber descubierto la pólvora. Para los que no sepáis de que hablo tras haber leído hasta aquí, resulta que los videojuegos sirven como terapia para los niños con parálisis cerebral. Entre los principales beneficios se encuentran mejora del equilibrio, el control motor y el rango de movimiento a nivel cervical y son una herramienta de gran interés para aumentar la adherencia al tratamiento y participación social. Todo ello se concluyó desde el estudio Enlaza, que está basado en un sensor que interactúa con un videojuego con una finalidad: reducir la espasticidad, que es la alteración en el sistema nervioso central que imposibilita o dificulta el movimiento de los músculos afectados.


Los investigadores del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid y los del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle han declarado que “es necesario introducir de forma constante juegos nuevos y tecnologías como herramientas terapéuticas para mantener la motivación de estos pacientes”.La parálisis cerebral es un grupo de trastornos que afectan el movimiento y el tono muscular o la postura. Se produce por el daño en el cerebro inmaduro a medida que se desarrolla, con mayor frecuencia antes del nacimiento. Los signos y síntomas aparecen durante la infancia o los años preescolares. En general, la parálisis cerebral causa deterioro del movimiento asociado con reflejos anormales, distensión o rigidez de las extremidades y el tronco, postura anormal, movimientos involuntarios, marcha inestable o alguna combinación de estos.

El efecto de la parálisis cerebral sobre la función varía enormemente. Algunas personas afectadas pueden caminar; otras necesitan ayuda. Algunas personas muestran un intelecto normal o casi normal, pero otras tienen diversidades funcionales de tipo intelectual. También puede haber epilepsia, ceguera o sordera.

El jugar a videojuegos, tiene una serie de ventajas entre las que se encuentran: el bajo coste de las consolas comerciales, la posibilidad de realizar repeticiones de tareas de manera funcional, sensibilidad mejorada a través de estímulos visuales, auditivos y en ocasiones táctiles, y sobre todo la motivación sobre el aprendizaje motor de los niños.

El investigador principal y decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de LaSalle, Sergio Lerma, ha destacado que “los videojuegos no pueden sustituir a las terapias convencionales actuales, pero éstas sí podrían verse beneficiadas por la introducción de videojuegos gracias a su efecto motivacional”.

Así que ya sabéis, jamás dudéis del efecto beneficioso que pueden tener los videojuegos, ya que además de ayudarnos a desconectar durante un rato, también sirven para mejorar nuestra salud.

Publicar un comentario

0 Comentarios