Un chiste sobre el síndrome de Down puede llevar a prisión al humorista David Suárez

La verdad es que no recordaba quien era este tipo, hasta que recordé haberlo visto un par de veces en Late Motiv (el programa de Buenafuente), y resulta que el humorista David Suárez, está "jodido", ya que se sentará en el banquillo de los acusados por el tuit que escribió en abril de 2019 bromeando sobre las personas con síndrome de Down. El cómico se enfrenta a una petición de un año y diez meses de cárcel por parte de la Fiscalía, que considera que el mensaje es "humillante y vejatorio" para el colectivo y merece tal reproche penal. “El otro día me hicieron la mejor mamada de mi vida. El secreto fue que la chica usó muchas babas. Alguna ventaja tenía que tener el síndrome de Down”, fue el comentario que Suárez publicó en su cuenta de Twitter y que en su día le costó el despido del programa radiofónico en el que trabajaba y la anulación de diversos shows. 


El cómico, cuyos abogados preparan ya su escrito de defensa, asegura que el chiste “no tenía ningún tipo de intención vejatoria” y que, en todo caso, pretendía reflejar que las personas con síndrome de Down también tienen relaciones sexuales. “Lo lamentable es que se está persiguiendo un chiste, que puede ser de mal gusto o desafortunado, pero no deja de ser ficción. Ni siquiera es un debate sobre la libertad de expresión, sino sobre la libertad para hacer chistes siempre y cuando estén en el marco de la ficción y no supongan un acoso o pretendan hacer daño de forma deliberada”, asegura.

La asociación que llevó el tuit a los tribunales, sin embargo, sostiene que sus palabras son “manifiestamente atentatorias para la dignidad de un colectivo vulnerable” y que fue un mensaje de “hostigamiento y acoso hacia estas personas” que debe ser perseguido penalmente como un delito contra la dignidad. A igual que la Fiscalía, Plena Inclusión Madrid solicita para el cómico un año y diez meses de prisión y eleva la petición de multa a 6.000 euros. 

Personalmente, yo no soy el más indicado para hablar y hacerme ahora el ofendido, ya que yo mismo he puesto algunos tuits o post en otras redes sociales, que en su momento me hicieron gracia y ahora mismo no me la hacen, pero creo que eso es parte de "madurar" hoy en día, aunque si con alguno he hecho sentir mal a alguien o a algún colectivo, desde aquí pido disculpas públicamente. Aún así, creo que en España, estamos llegando a un punto de "no retorno" al criminalizar todo tipo de comentarios, que sin saber el contexto, creo que no se puede saber a ciencia cierta, si los ha realizado un "subnormal", o si simplemente estaba de "bromi" con los colegas. Un tema peliagudo este, en el que me gustaría pediros que os dieseis un chapuzón...

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Es cierto que estamos retornando a una especie de hipocresía pacata y mojigata en la que cualquier pensamiento diferente puede ser censurado o convertido en delito pero por otro lado, estamos viendo como una generación de monologuistas de salón quiere hacerse un nombre en base de meterse con los más débiles, con los más dependientes como matones de colegio usando de un gamberrismo infantil y mediocre.

    ResponderEliminar