La siesta, esa tradición que podría ayudar a retrasar y prevenir el Alzheimer

Mientras esperamos por que llegue ese día en que nos confirmen, que esta terrible enfermedad, está completamente curada y erradicada, nos tocará cada cierto tiempo, desde La Fosa Berete darnos un chapuzón en este tipo de noticias. Para los que no lo sepáis, el Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por el deterioro progresivo de la memoria y de la función cognitiva. Representa aproximadamente entre el 50-70 % de los casos de demencia. Su incidecia se incrementa con el envejecimiento de la población. Un problema social de primera magnitud contra el que es necesario tomar medidas y la siesta puede ayudar a prevenirlo.


Ya desde hace años, existe una creciente evidencia de que el sueño de mala calidad podría fomentar el desarrollo de esta forma de demencia, por lo que desde sectores médicos se sugiriere que dormir adecuadamente durante la noche podría ser una forma de ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer. Y no solo durante la noche. La siesta también parece que contribuye en gran medida a esquivar este mal.

Estudios recientes realizados con modelos animales han puesto de manifiesto que una disminución crónica de la duración del sueño produce un incremento de placas de beta amiloide cerebral en regiones cerebrales que se ven afectadas por la enfermedad de Alzheimer, lo que lleva a pensar que los resultados del presente estudio podrían conducir a la incorporación de recomendaciones de mejora de la calidad del sueño en los programas de envejecimiento saludable como medida preventiva de la acumulación de beta amiloide cerebral, lo cual contribuiría a reducir la prevalencia del alzhéimer. 

Así que ya sabéis, para tener una buena salud, todos y todas los que podáis a echarse la siesta, en cuanto terminéis de leer y compartir este artículo en vuestras redes sociales.

Publicar un comentario

0 Comentarios