Dinámicas: Al compás

Para realizar esta actividad también son necesarias un grupo de personas. Uno de los miembros realiza una secuencia de sonidos bien dando golpes sobre la mesa o con algún objeto y los demás tienen que repetir la misma secuencia y con el mismo ritmo. Otra posibilidad, es que mientras uno mantiene un ritmo con un tambor o golpeando un objeto, uno hace unos movimientos o un baile, y el resto tienen que seguirle o seguirla y imitarle o imitarla.


Esta actividad potencia la agudeza auditiva, y la atención a través del reconocimiento de estímulos. Además contribuye a mantener y mejorar la memoria a corto plazo. Una buena dinámica para grupos, que puede llegar a ser muy divertida, y que es ideal para trabajar en un sitio cerrado, una de esas tardes lluviosas de invierno.

Publicar un comentario

0 Comentarios