Recomendación Berete: El lado bueno de las cosas

Reconozco que esta película la vi hace tiempo, y aun no he tenido oportunidad de volver a visionarla, así que estoy haciendo esta crítica un poco a ciegas, pero bueno. 


En "El lado bueno de las cosas" del director, en mi opinion sobrevalorado David O. Russell, Pat sufre un trastorno bipolar (para los y las que no lo sepáis, El trastorno bipolar, antes denominado "depresión maníaca", es una enfermedad mental que causa cambios extremos en el estado de ánimo que comprenden altos emocionales (manía o hipomanía) y bajos emocionales (depresión), y que por desgracia sufre mucha gente, y cada día más), ha perdido su empleo, sus antiguos compañeros huyen al verle, su mujer se divorció y tiene una orden de alejamiento contra él, un policía sigue de cerca sus pasos por si vuelve a tener un arrebato violento, y para colmo, tiene que vivir con sus padres, que es poco menos que admitir que tu vida ha sido un fracaso. Pat ha tocado fondo. Pero mira tú por dónde, un día conoce a una chica que está disponible y que también atraviesa una mala racha tras perder a su marido.

Quedaría mejor si David O. Russell apostase decididamente por un enfoque cómico y absurdo, ahondando en la idea de que todos estamos un poco locos, nos obsesionamos de forma absurda y necesitamos sentirnos amados, pero no puede hacerlo o no quiere (quizá porque tiene un hijo con el mismo trastorno que el protagonista algo que me parece una estupidez, ya que serviría para visibilizar mejor el trastorno bipolar; y/o por presiones de los hermanos Weinstein), optando por acercar la historia al drama, mostrando ligeramente el sufrimiento de Pat y quienes le rodean. Hay escenas donde parece que el cineasta va a retratar con crudeza los diversos problemas en los que están envueltos los personajes, pero no lo hace, solo rasca la superficie (lo que resulta una verdadera lastima).


En el fondo "El lado bueno de las cosas" no es más que una amable dramedia (mezcla de drama y comedia) romántica con toques excéntricos pensada para cautivar al mayor público posible, envuelto de forma muy competente. Pat encuentra su medicina en ese nuevo amor y aprende a bailar en tiempo récord lo justo para que todo salga bien, su padre, un Robert de Niro más controlado de lo habitual pero lejos de su mejor nivel se queda en un entrañable maniático, Jacki Weaver está de adorno, Tiffany afirma que solo necesita otro novio serio (lo cual no me parece una buena imagen de las mujeres), y Chris Tucker se limita a ser el típico negro gracioso del cine comercial.

Salvo por el detalle, de que plantea una serie de relaciones toxicas, que no ayudan al estado mental de los protagonistas, resulta muy entretenida, el reparto logra engancharte y que necesites ver la resolución de la historia, previsible pero no por ello menos acertada, divierte y transmite buen humor, nos da una palmadita en la espalda y nos dice que todo saldrá bien. Es justo lo que necesita mucha gente en estos momentos. Así que ya sabéis, si identificáis en vosotros o vuestras parejas, que estáis en una relación tóxica, antes de seguir os recomendaría que la cortaseis de raíz, ya que lo más importante es vuestra salud mental.

Publicar un comentario

0 Comentarios