Valencia Fase 1: los centros de infancia recuperan las visitas pero los de diversidad funcional tendrán que esperar

Para aquellos y aquellas que viváis debajo de una piedra, o no os guste ver las noticias (la verdad es que solo suelen dar malas noticias), la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas plantea un plan de desescalada que recupera las visitas de familiares a centros de infancia y diversidad funcional, adaptado a las directrices establecidas por las autoridades sanitarias

Las visitas en los centros de infancia se retomarán en la fase 1 de la desescalada y en los de diversidad funcional a lo largo de la fase 2, ha informado la Generalitat en un comunicado.

En concreto, ha elaborado sendas resoluciones para regular el proceso de desescalada y de transición a la nueva normalidad tras el estado de alarma por la COVID-19, en los recursos, instalaciones y servicios de los sectores de infancia y adolescencia, y de diversidad funcional y salud mental.Los centros residenciales de infancia serán los primeros en retomar las medidas, que serán posible una vez el municipio en el que se encuentren entre en la fase 1, y será el equipo directivo de cada recurso el que se encargue de programar las visitas que serán, con cita previa, y atendiendo un máximo diario del 20 % de las personas residentes.

Fotografía de una familia antes de la pandemia

El número de visitantes no podrán ser superior a 3 personas, que accederán a la visita de uno en uno, exceptuando que todos convivan en la misma casa, se mantendrá la distancia de seguridad de 2 metros, con mascarilla y desinfectándose el calzado y las manos con solución hidroalcohólica, y además se les tomará la temperatura antes de entrar, restringiendo su acceso a partir de 37,5 grados.

Las visitas se realizarán en espacios habilitados para tal fin, que preferiblemente estarán al aire libre, y con la supervisión de personal técnico del centro y se dejará un mínimo de 15 minutos entre una y otra para la correcta limpieza, desinfección y ventilación de espacios.

En el caso de los centros residenciales para personas con diversidad funcional o problemas de salud mental, las visitas se retrasarán a la fase 2 debido a la vulnerabilidad del colectivo pero en la fase 1 la dirección de cada recurso tendrá que elaborar un protocolo de visitas, con horario, espacios, medidas y duración, con los mismos criterios que a los de la infancia.

Las resoluciones para la desescalada establecen que los centros de atención diurna, recursos vivenciales y servicios ambulatorios, tanto de infancia como de diversidad funcional, deberán cumplir, en todo momento, las obligaciones de prevención de riesgos laborales establecidas en la legislación vigente en cada fase del plan. Una gran noticia, aunque no lo parezca, y es que recuperar la "normalidad", aunque sea relativa, va a ser importante para todos y todas, aunque personalmente, espero que no se estén tomando medidas para la desescalada, demasiado pronto...

Publicar un comentario

0 Comentarios