Un dispositivo facilita la formación telemática a personas con diversidad funcional auditiva

Charlie, que así se llama el aparato, es un sistema de reconocimiento de voz que usa la inteligencia artificial para convertir el discurso hablado en texto y lo muestra en la pantalla de cualquier dispositivo. Recientemente, ha incorporado una nueva función de comunicación en remoto para que personas con diversidad funcional auditiva puedan seguir sus clases de forma telemática.

El dispositivo basado en IA, Charlie, fue creado por el Laboratorio Sensor-Tech de Moscú -una compañía residente de la Fundación Skolkovo- para facilitar la vida a la población con problemas de audición.

Fotografía del aparato

La nueva funcionalidad incorporada permite a los educadores utilizar el dispositivo durante sus clases. Desde sus domicilios, los estudiantes con diversidad funcional auditiva pueden acceder a través de un enlace a la clase y leer online el discurso transcrito de su profesor en un teléfono inteligente u ordenador.

Del mismo modo, facilita reuniones de trabajo, presentaciones o cualquier tipo de evento, simplemente con tener acceso a Internet. Una nueva prueba de que las nuevas tecnologías pueden hacernos la vida más sencilla.

Publicar un comentario

0 Comentarios