Ligar por internet cuando tienes diversidad funcional ¿Es posible?

Hoy no sabía muy bien que subir al blog, cuando me topé con este artículo, que como poco me ha llamado la atención. La primera vez que Oyirum probó una app de ligue, omitió en su perfil un detalle importante: la silla de ruedas. "Tenía dieciocho años recién cumplidos y estaba muy recelosa de mi identidad", cuenta a Verne por teléfono. "Fue muy mal", se ríe ahora.

Las apps de ligue tipo Tinder han abierto un mundo de posibilidades para conocer gente nueva y potenciales parejas. Pero también han sido muy criticadas por dar una importancia excesiva a la imagen y a los físicos normativos, lo que afecta particularmente a quienes se alejan de ellos. Esto obliga a que muchas personas con diversidad funcional se planteen, como le ocurrió a Oyirum (la identidad que usa en redes desde hace años una estudiante de Biomedicina de 22 años), hasta qué grado conviene ser sinceros a la hora de presentarse.

Imagen que representa una famosa app de ligue 

Después de aquella primera experiencia, Oyirum decidió que lo mejor sería ofrecer toda la información en su perfil. En primer lugar, según la entrevistada, porque sirve "como un filtro". Si la diversidad funcional es un problema para alguien, esa persona ya no mostrará interés. Y, segundo, porque aligera la ansiedad extra del "momento de revelación", como denomina al momento de contárselo a la otra persona. En el caso de las personas con diversidad funcional, las apps de ligue no solo revelan la presión social por unos cuerpos normativos, sino que también son un espejo del capacitismo, que es como se conocen los prejuicios y la desinformación en la sociedad hacia la vida de las personas diversas funcionalmente. El psicólogo y sexólogo Alejandro Piña, de las clínicas Afines Sexología y Suma Emociones, explica que hay "mucho desconocimiento y estigma hacia estas personas" y que esto puede influir en la experiencia en la app.

Algunas organizaciones denuncian que las personas diversas no deberían cargar con el peso de adaptarse a unos gustos sociales que los discriminan, sino que la sociedad debería aprender a contemplar su situación como una riqueza colectiva. Pero la realidad está lejos de llegar a esa situación. Personalmente me parece que este es un gran artículo que todos y todas deberíais leer. La situación a la hora de encontrar pareja, cada día es más dificil, por no hablar de la dificultad de tener una diversidad funcional...

Publicar un comentario

0 Comentarios