Personas con TEA y diversidad funcional intelectual alertan de las consecuencias que sufren por la pandemia

Otro día más, seguimos con noticias que parece que solo se relacionan con esto del confinamiento. Antes de ayer por la mañana Plena Inclusión, Autismo España y La Federación Española de Daño Cerebral (Fedace) alertaron de las graves consecuencias que la actual pandemia de coronavirus tiene y tendrá sobre los grupos sociales a los que representan, más expuestos a la crisis sanitaria, económica y social.

En este sentido, el presidente de Plena Inclusión, Santiago López Noguera, elogia la “robustez y creatividad” de sus organizaciones miembro, “ofreciendo respuestas rápidas y centradas en las necesidades concretas, frente a la lentitud desesperante de la administración”.

“Muchos ponían en duda el valor del asociacionismo y de las redes de colaboración, cuando hoy se revelan esenciales frente a la adversidad. Tal vez tengamos que aprender a centrarnos en lo esencial y no despistarnos en alimentar egos, fomentar etiquetas o diseñar nuevas torres de babel. Tiempo tendremos para hacer un buen aprendizaje de lo vivido en estos meses que esperemos que sean pocos y pasen rápido”, sostiene Noguera.


En el caso de las personas con trastorno del espectro autista (TEA), el presidente de Autismo España, Miguel Ángel de Casas, avisa de que el “impacto del confinamiento” en estas personas está siendo significativamente mayor.

“El estado de alarma ha implicado cambios sustanciales en su vida cotidiana y la necesidad de adaptarse rápidamente a una nueva realidad, algo que es especialmente difícil para las personas con TEA, que requieren rutinas estables y predecibles”.También demanda a las autoridades que las personas con TEA sean reconocidas como población de alto riesgo, “para que se asegure la identificación precoz de la infección, a través de la realización prioritaria de los test y pruebas médicas, cuando existan indicadores de enfermedad, y para que, por supuesto, no sean discriminadas por razón de su diversidad funcional en los protocolos clínicos de atención a pacientes contagiados de coronavirus”.

En esta línea, las tres entidades reclaman el compromiso de las administraciones públicas para hacer frente a las dificultades económicas que sufren y sufrirán las organizaciones de la diversidad funciona, para que su viabilidad no se vea comprometida y con ella la atención que prestan a las personas con diversidad funcional y sus familias.

En este caso, tengo sentimientos encontrados, ya que por una parte estoy de acuerdo completamente, y por otra, me parece más necesario por ejemplo que se deje ya de una vez el tema de los aplausos, sirenas, bocinas, etc... a eso de las 20.00 de la tarde, ya que esos ruidos afectan más a este tipo de personas. ¿Vosotros y vosotras que opináis?

Publicar un comentario

0 Comentarios