La disfagia orofaríngea es uno de los síntomas más desconocidos en el paciente con Parkinson

Para aquellos y aquellas que vivan debajo de una piedra, el Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante, que afecta a 160.000 personas en España y a más de 7 millones de personas en todo el mundo. Los síntomas motores como el temblor son los más conocidos y comunes en esta enfermedad y, sin embargo, existen otros síntomas no motores que son igualmente invalidantes. Entre estos podemos citar los problemas del sueño, la depresión, los trastornos de control de impulsos, los problemas cognitivos o la disfagia (o dificultad para tragar).

La disfagia orofaríngea (DO) es un síntoma común de muchas enfermedades, incluidas las neurológicas, que se caracteriza por conllevar dificultades para trasladar de manera segura el bolo alimenticio desde la boca hasta el esófago. Los especialistas de Danone Specialized Nutrition resaltan la importancia de tener en cuenta la disfagia como un síntoma asociado a esta enfermedad que, si no se tiene en cuenta en el abordaje terapéutico, puede tener una repercusión negativa en la calidad de vida de los pacientes. Específicamente, las dificultades en la deglución se asocian con múltiples comorbilidades y causa graves complicaciones, tales como la desnutrición y la deshidratación complicaciones respiratorias y neumonía por aspiración.


La deglución es uno de los mecanismos neurológicos más complejos del cuerpo humano, y puede verse alterada en pacientes que tienen afectación neurológica. Los alimentos para pacientes que presentan disfagia orofaríngea deben tener una textura adaptada que facilite su deglución. Las dietas para los pacientes con DO deben cubrir las necesidades específicas o nutricionales de cada paciente, y disminuir el riesgo de aspiración. El incremento en la viscosidad del bolo mejora de forma significativa la seguridad y la eficacia de la deglución. Por ello, el uso de espesantes y suplementos nutricionales espesados con la adecuada viscosidad para pacientes con disfagia contribuye a disminuir el riesgo de broncoaspiración y garantizan una deglución segura, indican desde Danone Specialized Nutrition.

La innovación más reciente en relación con la nutrición en disfagia se centra en el uso de suplementos nutricionales espesados basados en gomas amilasa resistentes, los cuales mejoran el resultado terapéutico de los suplementos nutricionales espesados basados en almidón, ya que mantienen consistencia en el tiempo y no incrementan los residuos orofaríngeos.

En este sentido, Danone Specialized Nutrition dispone del primer espesante tipo ‘clear’ del mercado (basado en gomas amilasa resistentes), con evidencia probada tanto en seguridad, como en cumplimiento. Además, favorece una mayor ingesta de líquidos, ayudando a reducir el riesgo de deshidratación. Esta firma también pone a disposición de las personas con disfagia el único suplemento nutricional espesado resistente a la amilasa en 125 ml, que favorece la seguridad y el cumplimiento de los pacientes con dificultades para tragar que cursan con desnutrición, una de las principales consecuencias de la disfagia. 

Por eso, si notáis que algún familiar o amigo con Parkinson, empieza a tener problemas para comer, o tragar, acudid a vuestro médico de cabecera, para que pueda recibir ayuda, y os den una serie de pautas a seguir para facilitarle la vida.

Publicar un comentario

0 Comentarios