La dieta mediterránea puede ayudar a preservar la memoria

Bueno, últimamente todo lo que publico va de estudios, y hoy no quería ser menos. Resulta que la dieta mediterránea (si esa de la que nos hablaban nuestros padres) es mejor incluso de lo que la gente creía.


Las virtudes de la dieta mediterránea son tales que los científicos no paran de encontrar beneficios para nuestra salud, ya sea combatiendo las enfermedades cardiovasculares, las mentales o la obesidad, entre muchas otras. Un nuevo estudio del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer de la Clínica Mayo de Rochester, en Estados Unidos, asegura que esta pauta de alimentación podría reducir el riesgo de deterioro cognitivo en las personas mayores.


Fotografía de un grupo de ancianos disfrutando de una comida saludable


Para llegar a esta conclusión, los investigadores midieron el grosor cortical de varias regiones del cerebro de 672 personas de entre 70 y 89 años que no padecían ningún tipo de demencia. Además, las sometieron a pruebas de memoria, lenguaje, habilidades espaciales y les preguntaron por su dieta. El resultado fue que los participantes que seguían los patrones de la dieta mediterránea, especialmente los que comían más legumbres y pescado, tenían un mayor grosor cortical en los lóbulos frontales del cerebro. Es decir, estaban más protegidos frente al deterioro cognitivo.

Sorprendentemente, esta tesis también se puede aplicar a personas de cualquier edad y de cualquier parte del mundo, independientemente de que residan fuera de la región mediterránea. Las personas que siguen esta pauta de alimentación mejoraban la capacidad de prestar atención, la memoria y la habilidad con el lenguaje. En resumen, tenían un declive cognitivo mucho más lento que otras personas en sus mismas circunstancias pero que no seguían esta dieta, además de una menor incidencia de Alzheimer.

La dieta mediterránea se caracteriza por el uso de aceite de oliva virgen como principal grasa y la abundancia de alimentos vegetales, tales como verduras, hortalizas, frutas, legumbres, cereales y frutos secos. En cambio, reduce el consumo de carnes rojas en favor de la carne de ave, siempre en pequeñas cantidades. Así que ni os lo penséis ni un segundo, dejad de comer tanta comida envasada y empezar a seguir una dieta más saludable. Si no os veis capaces, os recomiendo que sigáis las pautas que os dé un dietista, que para eso saben más del tema que un servidor.

Publicar un comentario

0 Comentarios