Consejos para los pacientes con Parkinson ante el Coronavirus

Para los que aun lo desconozcáis (lo que es normal con tantas fake news que andan circulando por INTERNET o por los chats de Whatsapp que casi todo el mundo reenvía), el Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la SEN ha emitido los siguientes consejos para los pacientes con Parkinson ante la propagación de la infección por COVID-19:


  • No hay evidencia de un mayor riesgo de sufrir la infección por el COVID-19 en pacientes con enfermedad de Parkinson. Tampoco hay datos de que la enfermedad en sí suponga un peor pronóstico en caso de sufrir la infección.
  • Tampoco hay evidencia de que los tratamientos utilizados para la enfermedad de Parkinson produzcan un incremento del riesgo de desarrollar la infección. Por lo que no se aconseja el abandono de estos tratamientos.
  • Tanto el paciente como el cuidador deben respetar y cumplir las normativas y recomendaciones trasmitidas por el Ministerio de Sanidad y por las Autoridades: lavado y desinfección de manos de forma frecuente; limpieza del entorno y de los objetos, evitar el contacto con enfermos de COVID-19 y no tocarse ojos, nariz ni boca con las manos sin lavar.
  • Con respecto a la asistencia a consultas de Neurología o citas programadas, se recomienda ponerse en contacto con el centro para preguntar al respecto. Se aconseja a las personas mayores o de riesgo evitar las mismas a no ser que sea estrictamente necesario.
  • En el domicilio es recomendable continuar con rutinas o actividades que se estuvieran realizando y, en la medida de lo posible, no abandonar los ejercicios y terapias complementarias que se estuvieran llevando a cabo.
  • Disponer en el domicilio siempre una nota con la información sobre el tratamiento así como la tarjeta sanitaria.

Asi que ya sabéis, hacedle caso solo a aquellos medios que os inspiren confianza, y cuando busquéis algo en INTERNET (gran fuente de información, pero mayor aun de desinformación), aseguraos antes de seguir nada de lo que digan de que es una dirección fiable, por ejemplo: no es lo mismo leer algo sobre un tratamiento en la web de la OMS (Organización Mundial de la Salud), que leerlo en una web que encontrasteis por casualidad y que tiene por dirección www.lostratamientosdeldoctorpepe.com  o algo similar ¿no creéis? No seáis ingenuos...No os creáis todo, y utilizad un poco la cabeza, que está ahí para algo más que para llevar gorra cuando hace sol...

Publicar un comentario

0 Comentarios