Expertos en educación inclusiva urgen una ley que proteja a la Diversidad funcional

Expertos en educación inclusiva han puesto todas las claves en Elche para que aquellos niños y adultos con diversidad funcional puedan estar totalmente amparados por las instituciones para que tengan la misma igualdad de oportunidades que el resto. Más de 150 profesores, estudiantes e interesados de otros ámbitos acudieron ayer a la segunda jornada científica de la Cátedra de Discapacidad y empleo Tempe-Apsa de la Universidad Miguel Hernández que se celebró durante varias horas en el Centro de Congresos.

Fotografía de la ponencia

El título de esta edición era "Propuestas y retos para una educación inclusiva",y para ello se sucedieron varias ponencias de siete expertos que pusieron de relieve la regulación que hay en cada autonomía en la que trabajan en cuanto a este tratamiento inclusivo, así como las investigaciones y buenas prácticas que se están llevando en ciertos centros, y que cumplen, por tanto, con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Inés de Araoz, asesora jurídica de la confederación de personas con discapacidad Plena Inclusión España, que explicó el marco legislativo que hay actualmente en el país, que según los expertos, ya que se aleja de la citada convención de los derechos de las personas con discapacidad y sus familiares manteniendo dos sistemas educativos por los cuáles no se permite la elección de los padres en la educación ordinaria o especial. Concepción Martínez, psicóloga y al frente del equipo de dificultades de aprendizaje de Murcia, explicó los avances que ha conseguido esta región desde que entró en vigor la nueva resolución que reconoce de forma legal e institucional al alumnado con este tipo de dificultades para que no quede excluido. En este sentido explicó que se ha creado una nueva categoría del aprendizaje como "experiencias adversas a la infancia" que facilita el diagnóstico, ya que un niño puede manifestar déficit de atención no solo por cuestiones neurológicas si no porque esté superando una situación compleja como la separación de sus padres, exponía de ejemplo, en la que no reciba una atención adecuada.

Además, los expertos incidían en que a nivel escolar se tiene que ajustar el contenido a las necesidades del alumno, ya que una persona con alteraciones como la dislexia tendrá una velocidad de procesamiento más lenta "y se pueden hacer adaptaciones en la evaluación enfocándola por la vía audiovisual", señalaba Concepción Martínez. La directora del Equipo de Atención Temprana de Ávila, Sonsoles Perpiñán, incidía, sin embargo, en las falsas construcciones sociales que relacionan, por ejemplo, a un niño con Trastorno del Espectro Autista (TEA) con un niño enfermo. "No son enfermos y esa presión la tienen los docentes, porque los tutores tienen que tener clara la inclusión".

Una gran iniciativa, que espero que los políticos escuchen...

Publicar un comentario

0 Comentarios