Los centros de personas con diversidad funcional piden ayuda: "Somos los grandes olvidados. Nos dejan a nuestra suerte

Las organizaciones que trabajan con personas con discapacidad le piden a la administración más medios para atender a este colectivo vulnerable. Muchas de ellas cuentan con recursos asistenciales que continúan funcionando como residencias y reconocen que están desbordados ante esta emergencia sanitaria. "La situación es bastante crítica", explica el presidente de la Fundación de Lesionados Medulares, Ken Mizukubo. Su centro cuenta actualmente con 42 usuarios, doce de ellos aislados por presentar síntomas compatibles con Covid-19. En estas últimas semanas, tres de los residentes que derivaron a los centros hospitalarios han fallecido.


Persona en silla de ruedas

La pandemia no ha mermado solo a sus internos, también ha reducido la plantilla que trabaja en este recurso para atender a personas con graves lesiones medulares, que cuentan con otras patologías como complicaciones respiratorias o han afrontado un trasplante. Mizukubo señala que actualmente tienen 18 auxiliares de baja, una cantidad de profesionales equiparable a la que utilizan en el turno de mañana.

"La situación entre los trabajadores es bastante precaria", insiste el presidente de la Fundación de Lesionados Medulares. Según su versión, hasta este martes sus profesionales no han contado con trajes de protección. Finalmente, estos equipos no los han conseguido a través de alguna administración, sino gracias a la "central de compras" de Plena Inclusión, una organización nacional que agrupa a entidades de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

La verdad es que hoy por hoy está difícil la situación de los profesionales sanitarios, así que al menos desde aquí, pido públicamente a la administración, que ayude a los profesionales para que puedan hacer frente a esta situación.

Publicar un comentario

0 Comentarios