El club Sysca de Carballo sigue siendo el único de salvamento acuático en Galicia con natación adaptada

Hoy os voy a hablar de El club Sysca de salvamento acuático en Carballo creó hace cinco años una sección de natación adaptada para dar salida a los jóvenes con diversidad funcional. A día de hoy, sigue siendo el único en Galicia en este sentido. Y va más allá, pues no solo adentra a estos niños en el deporte, sino que los lleva a las ligas gallegas, con el apoyo de la federación autonómica, para que avancen todavía más. Empezaron con seis personas, ahora son veinte, y tienen a otras cinco en lista de espera. La cosa va sobre ruedas. Y eso, que cuando se tiraron a la piscina -nunca mejor dicho- lo hicieron sin tener la formación necesaria.

Fotografía de una de las usuarias en la piscina

Lo cuenta Verónica Naya Rama (Carballo, 35 años), deportista de la entidad desde los 15 años; integrante de la directiva desde los 25; y secretaria de la misma, dos años después y hasta la actualidad, momento en el que también ejerce de monitora de estos nadadores y nadadoras valientes. "Os monitores estaban perdidos porque nunca adestraran persoas con este tipo de problemas, salvo autismo. Non tiñan formación en terapia ocupacional. Pero aos pais deulles igual iso. De feito, a iniciativa xurdiu por un par de nais que vían a carencia desta actividade para os seus fillos", empieza explicando, a lo que añade: "Grazas aos primeiros nenos aprendemos moito. No meu caso, tiven determinada axuda ao traballar de recepcionista nunha clínica de fisioterapia. É algo que afrontamos día a día, sobre todo en casos novos a raíz de como se desenvolven na auga. O que mellor se lles dá, desenvolvémolo. Non lles esiximos técnicas complicadas. Eles ensínannos un montón a nós. Estamos sorprendidos do que chegan a facer e que era impensable".

El integrante más joven de esta sección tiene siete años. El mayor anda sobre los treinta. La mayoría de ellos están en la franja de la adolescencia, entre los diez y los quince años. Tienen distintas enfermedades: parálisis cerebral, autismo, déficit de visión, epilepsia, síndromes 4H y de Down, y algún retraso madurativo. La progresión es "bestial", asegura Verónica: "Unha nena con síndrome 4H ten agora dez anos, pero empezou con seis, e estámoslle quitando o material para que nade soa e estanos sorprendendo moito, porque pensamos que o proceso ía ser de moita máis larga duración". Esta enfermedad rara, con muy pocos casos diagnosticados en el mundo, es degenerativa: "Son nenos (tienen dos) que practicamente non falan. No caso de Lucía, está en cadeira de rodas e camiña malamente con andador".

Una gran iniciativa que desde aquí aplaudo, y que debería nacer en otras zonas de España. Ojalá, mañana os pueda decir que se aprueban iniciativas así por toda la península...

Publicar un comentario

0 Comentarios