Realidad aumentada para mejorar la comunicación en personas con diversidad funcional intelectual grave

Investigadores de la Universidad de Alicante están utilizando la realidad aumentada para mejorar la comunicación de personas que sufren discapacidad intelectual grave, como autismo profundo. El proyecto forma parte del doctorado de Alba Gilabert, del grupo de investigación Inclutic (Educación Inclusiva y Tecnología) y en una primera fase se ha desarrollado en el centro Santa Faz de Alicante, que dirige Juan Manuel Pérez Galbis. Mediante una tablet, Gilabert muestra a los chicos imágenes reales en las que se sobreponen otras virtuales para dar más información sobre una acción. Por ejemplo, en la fotografía de una habitación en la que hay juguetes desordenados se pueden sobreponer imágenes virtuales de una persona recogiendo.


"De esta forma, la comunicación llega con más claridad a la persona". Otro aliciente es poder trabajar con tablets, "ya que son mucho más atractivas para ellos por su forma y sus colores", afirma Gilabert. Pese a que el trabajo se encuentra en una primera fase, los resultados no se están haciendo esperar. "Los responsables del centro nos comentan que los encuentran mucho más motivados y de hecho, los primeros días había chicos que no querían venir y ahora lo hacen encantados".

El futuro de esta investigación, cuya primera fase arrancó el pasado mes de diciembre, es crear una app que ayude a los profesiones de colegios o centros especializados y a las familias a establecer una mejor comunicación y apoyar otros sistemas habitualmente utilizados, como pueden ser los pictogramas, que en ocasiones se quedan cortos para manejarse en el día a día con estos chicos. 

Ya sabéis de sobra lo que opino sobre estas iniciativas que intentan ayudar a mejorar la vida la de gente, y de sus familias. Solo me queda aplaudirla...

Publicar un comentario

0 Comentarios