Paralímpicos El baloncesto en silla podría quedarse fuera de los Juegos Paralímpicos de Tokio

El Comité Paralímpico Internacional (IPC) ha advertido a la Federación Internacional de Baloncesto en Silla de Ruedas (IWBF) que baraja la posibilidad de dejar fuera de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 a este deporte a menos que la Federación implemente un plan de acción aprobado por el IPC para mejorar la clasificación de los deportistas antes del 29 de mayo de 2020. España, por primera vez desde los Juegos de Barcelona 92, tiene clasificadas a sus dos selecciones, la masculina y la femenina.


Debido al contínuo incumplimiento del Código de Clasificación de Deportistas del IPC por parte de la Federación Internacional, el baloncesto en silla de ruedas ha sido apartado con efecto inmediato del programa deportivo de los Juegos Paralímpicos de París 2024. No obstante, dicha exclusión podrá ser levantada si la IWBF toma medidas para cumplir plenamente con el Código de Clasificación antes del 31 de agosto de 2021.

La decisión se ha tomado de forma unánime por el Consejo de Gobierno del IPC en su reunión celebrada en Bonn y es el resultado de prolongados debates con la IWBF, que, en su calidad de Federación Internacional, define actualmente las discapacidades elegibles de manera diferente a la lista obligatoria de Discapacidades Elegibles acordada por la Asamblea General del IPC y reflejada en el Código de Clasificación de Atletas del IPC. Las Discapacidades Elegibles en el Movimiento Paralímpico reflejan las actividades de las IOSD que fundaron el IPC, y cualquier cambio debe ser aprobado por la Asamblea General del IPC.Como parte de un plan de acción aprobado por el IPC, el Consejo de Gobierno del IPC ha concedido a la IWBF una prórroga temporal para cumplir con el Código de Clasificación de Atletas del IPC. Durante este período de extensión, todos los jugadores de baloncesto en silla de ruedas que vayan a competir en los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 con las clases de deporte 4.0 y 4.5 deben ser reevaluados para el 29 de mayo de 2020. Estas reevaluaciones determinarán si los jugadores tienen o no una discapacidad elegible según el Código de Clasificación de Atletas del IPC. Los jugadores que no tengan una Discapacidad Elegible no podrán competir en los Juegos.

Si en cualquier momento el IPC considera que el plan de acción aprobado no se está cumpliendo, el Consejo de Gobierno del IPC puede considerar una serie de medidas. Esto podría incluir una extensión del plazo o, si lo considera oportuno, la exclusión inmediata de los Juegos Paralímpicos Tokio 2020. De darse esta situación, sería una verdadera lástima ¿no os parece?

Publicar un comentario

0 Comentarios