El alzheimer estará amparado por la ley de eutanasia si consta por escrito

Con todo lo que está ocurriendo en España con, que los políticos estén discutiendo si es ético o no, tener una ley de eutanasia (personalmente, espero que se apruebe, ya que nunca entendí por que a los animales se les sacrifica si tienen dolor, pero a las personas no), me he enterado de que el alzheimer y otras enfermedades crónicas neurodegenerativas estarán amparadas bajo la nueva ley de eutanasia que se debatirá en el Congreso, siempre que se deje constancia de ese deseo por escrito, en un documento de voluntades anticipadas.

Es la primera afirmación del documento que han suscrito fundaciones como la de Pasqual Maragall, asociaciones como Dret a Morir Dignament y la de Familiares de Alzheimer de Barcelona, entidades como el Observatori de Bioètica i Dret de la Universitat de Barcelona, o profesionales de la medicina, como la responsable de Neurología del hospital Clínic de Barcelona, Raquel Sánchez-Valle. El texto es el resultado de una reflexión conjunta sobre la práctica de la eutanasia en un tipo de enfermedad cada vez más frecuente, pero sobre la que recae un mar de dudas sobre la capacidad de decisión.


Por eso las entidades llevaron este documento al Congreso, para que a la hora de redactar la ley de eutanasia se tengan estos detalles en cuenta. Señalan cómo las personas con un deterioro cognitivo leve son absolutamente capaces de tomar decisiones relevantes en relación a su salud, y su persona, “tienen capacidad para manifestar su voluntad, solicitar y consentir”, puntualiza el documento.

El documento reclama que se deje claro que, con demencia leve, las personas tienen derecho a decidir cuándo quieren morir dejándolo por escrito en un documento de instrucciones previas o algo equivalente.

También se insiste en que si el interesado lo ha dejado por escrito en un momento de su vida en que podía comprender perfectamente lo que estaba decidiendo, hay que respetar esa decisión, aunque el alzheimer avanzado no le permita en ese momento asentir. 

Todo el mundo debería poder decidir ¿no os parece?

Publicar un comentario

0 Comentarios