Los videojuegos como tratamiento de enfermedades: luchando contra la máquina, no contra el dolor

"El mundo de los videojuegos es un mercado en auge". Es algo que cualquier persona que no viva debajo de una piedra debería saberlo. Es una de las industrias de entretenimiento que más ha crecido y lo sigue haciendo cada año. Sin embargo, más allá del entretenimiento, esta tecnología tiene otras muchas aplicaciones sorprendentes que acarrean numerosos beneficios.

Los videojuegos pueden ser muy positivos y ayudan a desarrollar ciertos estímulos cognitivos. Por ello, aunque parece impensable, era inevitable que dos ámbitos tan diferentes se terminaran juntado: los videojuegos y la salud.


Julio Álvarez Guzmán, director de la Unidad de eHealth de Virtualware, acudió a principios de octubre al congreso de la Madrid Games Week 2019 para enseñar la labor que realizan desde su empresa y demostrar los beneficios que tienen los videojuegos, la realidad virtual y las tecnologías inmersivas en enfermedades neurológicas.

Utilizando gafas de realidad virtual, mandos de consola, ordenadores, móviles, volantes, ratones 3D o dispositivos táctiles, entre otros, Virtualware se centra en la gamificación de estos tratamientos, crean estos juegos serios, como se los suele llamar, que ayudan a los enfermos con sus rehabilitaciones o terapias para que mejoren su enfermedad o se enfrenten a situaciones a las que no se podrían exponer en la vida real. Esta no debería ser noticia, y es un mundo y una ayuda por la que se debería haber apostado ya hace mucho, pero por lo menos, como dice el dicho "más vale tarde, que nunca".

Publicar un comentario

0 Comentarios